Carlos Vives

Santa Marta, Magdalena

Cantantes (Vallenatos)

Personaje

 

Carlos Vives

Cantante, actor

Vea:

    Otras imágenes en ColArte 

Véalo y óigalo en YouTube

 


 
7 Agosto 1961
Santa Marta, Departamento del Magdalena, Colombia

Actor - filmografía
(1990s) (1980s)

  1. Estrategia del caracol, La (1993) .... José Antonio Samper Pupo, the reporter
    ... aka Snails Strategy, The (1993)
    ... aka Strategia della lumaca, La (1993) (Italy)
    ... aka Strategy of the Snail, The (1993)
  2. "Escalona" (1992) TV Series .... Escalona
  3. "LP loca pasión" (1989) TV Series .... Sammy
  4. "Gallito Ramírez" (1986) TV Series .... JavierGallitoRamírez
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso

horizontal rule

  Su último disco ha tenido un solo sencillo exitoso (antes eran más). El disco ya cayó en las listas de la Billboard. Sin embargo, es un artista de respeto en Colombia y el público latino. Correal lo ubica en la cúspide por haber generado un movimiento de pop fusionado. "Los demás artistas no dicen: "Vives es chévere, pero yo soy otra cosa, ellos se declaran sus súbditos". Casale opina: "Tuvo un último disco parco en promoción".

Tomado del periódico El Tiempo, 20 de diciembre de 2005, donde la clasifican en el primer lugar de la pirámide hacia el estrellato

horizontal rule

 
Comenzó como actor en Pequeños gigantes y como cantante de pop con sus discos Por dentro y por fuera y No podrás escapar de mí. Escalona le mostró el camino del vallenato. Formó el grupo La Provincia en 1991. Con Clásicos de La Provincia (1993) se consolidó como una de las principales figuras del género de Alejo Durán. Con Déjame entrar conquistó el premio Grammy Americano y seis Grammy Latinos, entre muchos otros galardones.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 431, 7 de junio de 2005

horizontal rule

 

Sueño Latino 


Después de una amplia trayectoria en Colombia como actor de novelas, Carlos Vives incursionó en el campo de la música. Se ha dedicado a rescatar la esencia pura del vallenato, con su banda La Provincia y dándole un giro moderno la ha expandido por todo el mundo. Todo comenzó en 1990 cuando protagonizó la novela Escalona sobre la vida del legendario compositor vallenato. La banda sonora de la novela es una de las más vendidas en la historia colombiana. Después organizó su grupo y hasta el momento sólo ha tenido éxitos con los discos que ha lanzado. El último trabajo del samario, Déjame entrar, salió en noviembre de 2001 y no sólo obtuvo un Premio Grammy, sino que tiene seis nominaciones para los próximos premios en su versión latina.

Tomado de la Revista Fucsia No.29, septiembre de 2002

horizontal rule


 


El sueño realizado

Hace quince años cuando se pensaba en el vallenato, su cultura, su ritmo y sus cantantes, a nadie en Colombia se le pasaba por la cabeza que ese ritmo tropical fuera a estar de moda en las discotecas más reconocidas de Miami, Nueva York o Madrid. Las personas que gozaban de él eran en su mayoría de la Costa Atlántica y habían crecido a ritmo del acordeón, la guacharaca y la caja. A ningún "cachaco" se le ocurría pensar que un joven colombiano de familia eminentemente política y de negocios en la Costa, se dedicara a cantar vallenatos y a promover el nombre de su país con la música popular. Ese paradigma lo rompió Carlos Vives, que eludiendo una tradición familiar de política, negocios e industria, dio un giro de galán de novelas colombianas a figura del vallenato en el mundo.

Carlos Vives es hoy una estrella musical. Ha obtenido más de treinta premios, entre los cuales se destacan el Grammy por su disco Dejame entrar, y Discos de Oro, Platino y Diamante, entre otros. En 1990 grabó la banda sonora de la serie de televisión Escalona, que narraba la vida del maestro Rafael Escalona y la cual se convirtió en el disco más vendido en su momento en la historia de Colombia. De ahí en adelante, Vives ha dedicado su carrera a la consolidación del vallenato v a fortalecerlo como un elemento distintivo de la cultura colombiana.

La búsqueda de un sentido de pertenencia

Publicista, actor y galán de telenovelas, cantante de música pop y miembro de una de las familias más tradicionales de Santa Marta, Carlos Vives ha demostrado que sí se puede ser profeta en la propia tierra. La música de Vives pasó por varios estados antes de llegar al vallenato: balada, pop y rock. Con el vallenato asumió el reto de llevarlo a un estado mayor, popularizarlo en toda Colombia, hacer que la gente del interior lo disfrutara tanto como una balada, internacionalizarlo y exponerlo fuera de la nación.

Emprendió giras nacionales y mundiales que año tras año llenan escenarios. Su música tiene amplia aceptación en la Costa. Los más entendidos amantes del vallenato encuentran en él una propuesta fresca y novedosa, que le dio a ese estilo musical un segundo aire entre la juventud. Vives lo ha logrado gracias a sus referencias nacionales, la visión de país, el nacionalismo, y las letras de amores imposibles y de mujeres y paisajes hermosos.

A sus 43 años, Carlos Vives es uno de los mayores exponentes del folclor colombiano, del cual hace alarde en cada nota de su música y en estrofas como ésta de La diosa coronada, de Leandro Díaz:

"Señores voy a contarles,
hay nuevo encanto en la Sabana,
en adelanto van estos lugares,
ya tienen su diosa coronada.
La vida tiene buen adelanto
y tiene diosa de los encantos
y tiene su corona de reina,
lo bello aquí está el Magdalena".

Sencillo, amable y tranquilo, Carlos Vives estrenará un nuevo disco en los próximos días. Y continúa experimentando en los ritmos y notas del vallenato, poniéndoles el toque distintivo que les ha dado un sabor único, que gusta a los expertos, a los no expertos y a los niños en toda Colombia y en muchos países del mundo. Porque Vives, como decíamos, sí es profeta en su tierra.

Tomado de la Revista Diners No.411, junio de 2004

horizontal rule

 

 

Las segundas partes sí son buenas

Hace 16 años, Carlos Vives y su primeros Clásicos de la provincia abrieron las puertas, en el mundo, a los aires de Francisco El Hombre y a decenas de artistas que todavía imitan el género de vallenato-pop que hizo célebre al samario. Por eso, no sólo en Valledupar, sino en el resto del país musical, hay consenso al considerar al año 1993 como el verdadero punto de partida de la internacionalización total del vallenato. Después de casi dos décadas, Vives se propuso transitar por el cancionero de compositores de tradición con Clásicos de la provincia II, a sabiendas de que corría el riesgo de repetirse musicalmente, y con la prevención a cuestas de que las segundas partes no son buenas. Mientras resolvía la manera de romper su propio molde, el artista demoró años en grabar esta producción que incluye el tema Las mujeres de Carlos Huertas, y las creaciones de Luis Enrique Martínez y Wicho Sánchez. Para combatir la piratería, el disco salió al mercado con un valor de $15.900, sin el apoyo de las grandes disqueras, y se venderá en los Almacenes Éxito, Carulla, Pomona y Surtimax, del país. Vives no descarta la posibilidad de grabar muchos más discos con los eternos clásicos de la provincia del Valle de Upar. Nada raro tiene. El Rocky y el Superman de las películas ya van por las sextas partes.

Tomado de la Revista Jet-Set, edición 177, 7 de octubre de 2009

   
   
 

horizontal rule

Carlos Vives y el Grammy 2015 que lo ubicó definitivamente a la cima

Se puede decir sin duda alguna que Carlos Vives es el artista colombiano que partió la historia de nuestra música en dos y hoy, con más de 25 años de carrera musical, sigue destacándose ante el mundo y dejando el nombre de nuestro país en alto.

El domingo, Vives ganó el segundo Grammy anglo de su carrera a mejor álbum tropical latino, (después de Déjame entrar; en 2001) y el único de la noche para Colombia. Con este premio ratificó la importancia que ha tenido su regreso. Un retorno que ha venido haciendo en los últimos dos años y que, definitivamente, lanzó su carrera de nuevo a la cima, sino es que mucho más alto que antes.

Corazón profundo, y su continuación Más + corazón profundo, dejaron una huella mucho más fuerte de la que él alguna vez soñó. Lo puso de nuevo, tras varios años de estar alejado de los estudios de grabación, ante los ojos de Colombia y, como lo confirmó esa noche, del mundo entero.

Con humildad, mucha emoción y con sentido del humor, recibió de manos de la diva del disco y el soul, Gloria Gaynor, el segundo gramófono anglo de su carrera. “Gloria, ¿estás segura?, ¿dijiste mi nombre?”, le dijo el samario. Y no es para menos.

“Disculpen. Mi inglés no es muy bueno, mi música es mejor, así que se las recomiendo más”, afirmó en esos 30 segundos que tuvo para agradecer, pero que le fueron suficientes para expresar el sentimiento que lo embargaba y que, de paso, llenó de orgullo a todos los colombianos. “Gracias a la Academia por este honor. Gracias a Colombia, un país grande, diferente y único”, concluyó.

El Grammy anglo es la cereza encima del pastel, que le faltaba a Carlos Vives para completar toda una racha de éxitos que ha venido teniendo últimamente gracias a su buena música, pero también a su carisma.

Un renacer que alegra y definitivamente llena de orgullo.

CATALINA FORERO -PUBLIMETRO

Tomado del periódico Publimetro, 10 de febrero de 2015 

horizontal rule