La Gorgona Isla

Pacifico

Area Natural (Parque Nacional Natural)

Paisaje, Figura Humana, Colonial, Construcción

 

  Isla la Gorgona

 
   

Vea otras imágenes de la isla Gorgona en ColArte

   
 


El embrujo de La Gorgona

por Juliana Bedoya

Durante 25 años, los únicos que podían disfrutar del espectáculo de las ballenas jorobadas eran los presos de la Penitenciaría de Gorgona. Hoy, los visitantes no sólo pueden gozar con total libertad del canto de las ballenas jorobadas sino que pueden recorrer los vestigios de lo que fuera la cárcel más segura del país, pues teniendo como guardia al mar y centinela a la selva, era difícil escapar de allí.

Las grandes yubartas tampoco han podido ceder al encanto de la isla, ellas saben que en el Pacífico colombiano existe uno de los lugares más hermosos y paradisíacos del mundo. Por eso cada año, entre septiembre y diciembre, llegan a Gorgona a aparearse y a dar a luz a sus ballenatos. Pero Gorgona tiene algo más: tiene historia, un gran pasado arqueológico, la diversidad que resulta de la conjugación de la selva húmeda y las playas y la posibilidad de vivir una gran aventura en medio de la naturaleza.

Acceder al espectáculo de Gorgona requiere un espíritu aventurero, pues solo el ingreso a la isla es toda una travesía. Para llegar hay que navegar medio día desde Buenaventura, 56 kilómetros mar adentro, hasta un punto en el que se realiza el trasbordo a una lancha más pequeña que finalmente dejará al viajero en la playa.

Para preservar el equilibrio del ecosistema los controles en el Parque Natural Gorgona son muy fuertes, por eso es necesario hacer la reserva con uno o dos meses de anticipación (dependiendo de la temporada). También hay que conservar en perfecta limpieza la zona, todo elemento no biodegradable que entre a la isla debe salir de ella, por eso cada visitante se hace responsable de sacar de ésta los desechos que produzca. Para los elementos biodegradables hay canecas que deben ser utilizadas.

Al llegar a Gorgona es necesario someterse a la "aduana ecológica", si el visitante tiene consigo algún elemento prohibido será decomisado; por eso para no pasar vergüenzas hay que abstenerse de llevar bebidas alcohólicas, electrodomésticos con resistencias, ni aerosoles o cualquier elemento que sea contaminante. Obviamente está prohibido incluir en el equipaje trampas, elementos de pesca, armas a objetos para la captura de animales.

Este destino obligado para los ecoturistas les ofrece infinidad de planes, es un lugar privilegiado para los amantes del buceo y las actividades marítimas. Pocos parajes ofrecen la oportunidad de observar tiburones aletiblancos, mantarrayas, peces de todos los colores y formas, enormes tortugas y las majestuosas ballenas jorobadas.

Pero la cantidad de vida en tierra firme también es impactante; la selva húmeda tropical se abre para mostrar a sus habitantes: los osos perezosos, micos carablanca, el exótico lagarto azul y cientos de especies de reptiles y aves. Los senderos por los que se puede observar toda la magnificencia de la isla no son aptos para noctámbulos. Los guías recomiendan abstenerse de realizar caminatas después de las cinco de la tarde, a esa hora salen las serpientes y dejarlas recorrer la selva, tranquilas, es parte de entrar en el ecosistema sin alterar su propio equilibrio.

Tomado de la Revista Cromos No.4579, 28 de noviembre de 2005



 


PARQUE NACIONAL NATURAL GORGONA

Restos arqueológicos hallados evidencian que el lugar estuvo habitado por culturas antiguas antes de la llegada de Francisco Pizarro en 1527, quien la bautizara así en razón a la gran cantidad de serpientes que la habitan. La isla, incluida Gorgonilla, tres islotes más y las zonas marinas circundantes, tiene una extensión de 61.688 hectáreas, de las cuales el 3% corresponden a la superficie terrestre. En 1959 el Gobierno Nacional estableció aquí la primera cárcel ultramarina que funcionó hasta 1982, año en que se decidió cerrarla para proteger el área. Actualmente las instalaciones de la isla son administradas por Aviatur a través del sistema de concesión. 

CÓMO LLEGAR

Para la primera opción es desde Buenaventura y se accede vía terrestre desde Cali o el interior del país, y una vez en el puerto El Piñal de Buenaventura se toma un buque de cabotaje que tarda entre 10 y 12 horas. La segunda y más cómoda es desde Guapi, donde se alquila una lancha rápida que demora cerca de 2 horas hasta la isla. A dicho municipio caucano se arriba en avión desde Cali o Popayán.

QUÉ HACER

- Recorrer los senderos. Se identifican tres senderos a través de los cuales se vislumbra la riqueza vegetal y animal de la isla. El de La Chonta conduce hasta la generadora hidroeléctrica y el centro interactivo. El sendero del Pan muestra árboles de esta especie, cuyo fruto es comestible. El sendero Playa Palmeras, con 5 km, es el más largo y se atraviesa en 2 horas, durante las que se aprecian Gorgonilla, el antiguo muelle y las playas Palmeras, Azufrada y Piedra Redonda. Para todos los senderos se requiere la presencia del guía y deben hacerse antes de las 5:00 p.m.

Vuelta a la isla. Permite divisar la isla desde el mar y playas como El Agujero, las rocas del Horno y el acuario natural Yundigua, sitio de llegada. La vuelta se hace en 2 horas a bordo de una lancha rápida.

Bucear y caretear. Tortugas marinas y diferentes clases de peces como globo, loro, morena, pargos y meros, son apreciables durante el careteo o la inmersión profunda, actividades que se realizan desde el acuario Yundigua, El Planchón o El Horno, entre otros lugares. En las instalaciones del parque alquilan los implementos necesarios para esta actividad.

Visitar los museos y el Centro Interactivo. El Museo Payán, además de auditorio, conserva vestigios históricos de la isla y artículos fabricados por los reclusos en épocas en que Gorgona era prisión. El nombre del lugar proviene de Ramón Payán, hombre que hacia el siglo XVIII introdujera los primeros cultivos de coco y frutales. Recorra también el Museo del Antiguo Penal que guarda recuerdos de los prisioneros, y en el Centro Interactivo y de Interpretación Ambiental entérese sobre la historia natural de Gorgona.

INSTALACIONES

La firma Aviatur, que tiene a su cargo la concesión del parque, viene trabajando en la remodelación de las instalaciones ubicadas en El Poblado para ofrecer mayores comodidades a los visitantes. Sin embargo, la empresa dispone actualmente de dos sistemas de alojamiento con capacidad para 83 personas. Funcionan dos módulos con 16 habitaciones y dos casas con vista al mar. Todas las habitaciones tienen baño. Así mismo en el lugar funciona una tienda de recuerdos y un restaurante que ofrece servicio continuo.  

FLORA Y FAUNA

La parte insular se caracteriza por ser selva húmeda tropical sin que haya una temporada seca definida y siendo los meses de septiembre y octubre los más cálidos, mientras que la zona oceánica la colman arrecifes coralinos considerados los más grandes del Pacífico colombiano.  Las ballenas jorobadas ofrecen su espectáculo desde agosto hasta octubre cuando llegan a las aguas a parir sus ballenatos, los cuales pasan allí sus primeros días. También hay delfines, marsopas, cachalotes y rorcuales, entre muchos más. Entre tanto monos y más de 155 tipos de aves complementan el inventario animal. Cabe destacar que muchas serpientes venenosas habitan en el área selvática.

Tomado del libro Guía de Rutas por Colombia, Puntos Suspensivos Editores, 2007


 

 

La cuna de la lagartija azul

Gorgona: el gran paraíso del pacífico colombiano

La historia de la isla Gorgona podría competir con la del País de nunca jamás o La isla de la muerte de Piratas del Caribe. Sus mitos son narrados por los habitantes de Guapi y duermen en algún libro de cultura colombiana. Se dice que es gobernada por una diosa que en lugar de pelo le cuelgan serpientes de la cabeza, y que es un sitio en el océano Pacífico en el que desembarcaban piratas ingleses y franceses a disfrutar de sus bacanales; que se ha convertido en un zoológico de 61.687 hectáreas marítimas
y 1.600 terrestres -gran parte de formación montañosa y cubierta por una espesa selva húmeda- habitadas por micos carablanca, osos perezosos de tres dedos, lagartos azules, boas, y pájaros mieleros. Que había una cárcel de máxima seguridad entre el mar, construida por el general Rojas Pinilla.

Aviatur acaba de restaurar las casas fiscales en las que vivían los altos mandos del penal, y ahora funcionan como hotel con habitaciones con camas dobles, hamacas, ventilador y baño privado. La mayor parte del personal de la isla son habitantes de la región costera del departamento del Cauca que preparan desde pescado frito con patacón hasta piangua. 

Los sitios recomendados para bucear son El Remanso, La Tiburonera, La Plaza de Toros y Las Montañitas. Para caminar, Playa Palmeras, La Chonta, Antiguo Penal y Casa Payán. 

Hay dos formas de llegar a Gorgona. En avión hasta Cali con conexión a Guapi -dura veinte minutos- y después en lancha hasta la isla. La segunda  es viajando por tierra desde Cali hasta Buenaventura -dos horas y media- y después en barco por doce horas hasta Gorgona. En julio y octubre se pueden ver ballenas jorobadas.

Tomado de la Revista DonJuan No. 16, diciembre de 2007


 

 

Isla Gorgona

Podría decirse que el Parque Nacional Natural Corgona, localizado en el Pacífico colombiano, es el parque de la abundancia. Tanto en su porción terrestre como en la marítima, las riquezas naturales se encuentran por doquier, garantizando al viajero una experiencia ecoturística inolvidable.

En las islas Corgona y Gorgonilla, que hacen parte del segmento terrestre del parque, hay más de 25 quebradas de agua dulce. Además en ellas predomina la selva húmeda tropical, uno de los ecosistemas más complejos y productivos de la tierra. Esta característica les permite a las islas contar con una importante población animal de la que hacen parte lagartos, tortugas, primates y 15 especies de serpientes, que son la razón del nombre de este paraíso terrenal.

Apreciar la fauna y flora de Corgona no es tarea difícil. El viajero tan sólo debe seguir los senderos demarcados para tal fin, a lo largo de los cuales puede observar micos y culebras, tomar agua dulce de las quebradas y visitar las playas. A lo largo del recorrido encuentra señales donde le explican qué es una selva húmeda y cuáles son las características de la biodiversidad de la región.

La riqueza del Parque Nacional Natural Gorgona también se ve reflejada en su porción marina, caracterizada por arrecifes coralinos que sirven de hogar a especies como tiburones, barracudas, peces ángel y las ballenas jorobadas o yubarta, que encuentran en las cálidas aguas oceánicas el habitat ideal para su reproducción y apareamiento, permitiendo a los viajeros apreciar sus cuerpos colosales..

Ballena yubartaAvistamiento de ballenas: Cada año, entre junio y octubre, las ballenas yubarta arriban a las aguas de Gorgona, permitiendo a los viajeros apreciar sus cuerpos colosales que pueden alcanzar las 40 toneladas de peso. También escuchar sus cantos, los cuales pueden repetirse durante veinte horas seguidas.

Visita a las instalaciones del antiguo penal: Durante décadas funcionó una prisión en Gorgona, de la que aún se conservan algunas construcciones. El viajero puede visitarlas y escuchar las historias sobre quienes allí vivieron en condición de detenidos entre los años 1959 y 1982. El recorrido incluye la antigua cocina, algunos calabozos, el comedor y la lavandería de la cárcel.

Caminatas por los senderos demarcados: Por el sendero de Playa Palmeras se observa una vegetación exuberante que conduce hacia unas escalinatas. Al llegar a la parte alta de éstas se puede divisar la vecina Isla de Gorgonilla, destinada a la investigación ambiental. Un segundo sendero es el de La Chonta, que tiene 800 metros de extensión y del que hace parte una flora conformada por bosques secundarlos y plantas medicinales.

Recorrer las playas: Corgona cuenta con extensiones de playa entre las que se incluyen Playa Azufrada; Playa Blanca, llena de corales de color blanco; y Playa Palmeras, lugar favorito de las tortugas para anidar.

Hacer buceo y snorkel: Para apreciar la rica vida marina del parque se puede hacer snorkel en la zona que va del Poblado a Playa Yundigua, esta última considerada un acuario natural. Para bucear el sector recomendado es La Tiburonera.

Tomado del folleto Vive Colombia, 2011