Sady, Salvador Isidro Gonzalez Moreno

Fotografos (Reporteria, urbano)

Figura Humana

 
Sady Gonzalez 

SADY GONZALEZ

Fotógrafo

 
 
Vea: Foto Sady, 2015, El Espectador
   
 

Fotógrafo del 9 de abril de 1948: 
   
 

Hubo una vez un hombre grande: de figura corpulenta y amable, pero sobretodo, espiritualmente un gigante!

Pasó por el mundo irradiando alegría. y sembró el camino de su esposa y de sus hijos de optimismo y bellos recuerdos gracias a los cuales, a pesar de haber partido sicamente, su recuerdo permanece.

Lo querían todos los que lo conocían: trataba con el mismo respeto a los sencillos como a los importantes. Para él valía la persona como ser humano: por lo que era no por lo que tenía y seres así son muy escasos en el mundo actual.

Vivió la vida plenamente: disfrutaba aún con los detalles más sencillos. Jugaba con sus nietos como si tuviera la misma edad, pero a los grandes acontecimientos, a muchos de los cuales asistió por su trabajo, les daba la importancia merecida y con su cámara los captó y dejó como documento para la historia.

DY, como era afectuosamente conocido en los medios periodísticos, llenó mas de cuatro décadas de la reportería gráfica en Colombia y obtuvo varios aciertos fotográficos que le dieron la vuelta al mundo, entre ellos: la fotografía del Papa Pablo VI besando la tierra colombiana, cuando visitó a Bogotá en 1968y las patéticas fotografías del 9 de abril, muchas de ellas publicadas en "El saqueo de una ilusiónn" , libro editado para conmemorar los 50 años de la nefasta. fecha. Sus fotografías de la ciudad de Bogotá fueron objeto de otro libro: "Bogotá, años 40", los dos libros han sido publicados por " Ediciones Revista Número"

SADY, una gloria de la cámara fotogfica, un caballero y uno de los grandes reporteros del país, testigo fiel de mil hechos grandes, resolvió poner fn a la película., el 24 de julio de 1979.

SADY, simpático, amable, husmeador de la noticia, luchador por ganar la primacía nunca abandonó las condiciones del señor, del hombre culto y del amigo.

horizontal rule

 

Los fotógrafos del poder

por Paola Villamarín

Una distinción, estatus o un "palomazo", así ven los fotógrafos de presidentes la oportunidad de trabajar con un mandatario. Los numerosos viajes, las nuevas relaciones que encuentran en el camino y la amistad del político, son algunos de los aspectos por los que estos profesionales de la imagen se han dejado tentar por el poder.

Importantes fotógrafos, con un largo recorrido, han cuidado la imagen de los presidentes colombianos. Llegar a Palacio nunca ha sido una tarea fácil ni para novatos.

Cuando Sady González, uno de los reporteros gráficos más relevantes de Colombia, entró a trabajar con Carlos Lleras Restrepo ya había ganado un nombre con su empresa independiente Foto Sady.

"Mi papá era un Llerista", dice Guillermo González, director de la revista Número e hijo del fallecido Sady González. Cuando Lleras llegó a la presidencia creó el cargo de reportero gráfico y se lo dio a González, que era el fotógrafo de su familia. González se quedó a trabajar con Misael Pastrana, Alfonso López Michelsen y con Julio César Turbay por unos pocos meses. "Eso fue bueno para él  porque le dio prestigio, pero económicamente no le fue bien", dice Guillermo, que recuerda esa fotografía en la que aparece su padre saludándose con el presidente Nixon en uno de los viajes que hizo con Lleras: "Él se salió de la comitiva y se fue directo hasta donde estaba mi padre".

Tomado del periódico El Tiempo, 21 de julio de 2002

horizontal rule

 

 

 

EL `BOGOTAZO

En la calle 12 con camera 4 de Bogotá, detrás de lo que actualmente es la biblioteca Luis Ángel Arango, funcionaba la clínica Central.  Allí murió Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948 a la 1:45 de la tarde, 40 minutos después de recibir cuatro balazos. Uno de los proyectiles había dañado irremediablemente su cerebro y nunca se sabrá cuán consciente pudo haber llegado el caudillo a la sala de urgencias. A esa hora, la revuelta prácticamente no había empezado porque, si bien se sabía del atentado, aún no se había anunciado oficialmente la muerte del líder. Para el fotógrafo Sady González, la imagen del cadáver de Gaitán en la clínica Central fue apenas el inicio de una tarde demencial en la que recorrió una Bogotá en llamas en una ambulancia de la Cruz Roja, acompañado por la directora de la institución, doña Blanca Martí de David Almeida.

Tomado de Revista Semana Edición 1367, 14 de julio de 2008, Curaduría de Eduardo Serrano

horizontal rule


La exposición "Foto Sady: recuerdos de la realidad" presenta una selección de cien de las mejores fotografías de Sady González (1913-1979). A través del lente de este fotógrafo multifacético, los colombianos conocieron algunos de los acontecimientos más impactantes de la historia nacional, como los eventos del 9 de abril de 1948. González se convirtió en uno de los fotorreporteros más importantes del país. Sus fotografías se publicaron y circularon en los medios de comunicación más influyentes, como las revistas Cromos y Semana, y los periódicos El Siglo, El Espectador y El Tiempo.

Sin embargo, Sady fue también fotógrafo callejero; captó la cambiante Bogotá de los años cuarenta y cincuenta, mientras en la década de los treinta sus imágenes, inéditas hasta el día de hoy, lo consagraron como destacado retratista. Tampoco podemos olvidar que Sady fue un fotógrafo social, que cubría matrimonios, bailes, fiestas y reinados; que hizo reportajes deportivos, en los que se incluían partidos de fútbol, competencias de ciclismo (él mismo fue campeón nacional de este deporte) y peleas de lucha libre, y que incursionó en la fotografía política oficial, como lo demuestran sus dieciséis años de trabajo en calidad de fotógrafo de la Presidencia de la República de Colombia.

La figura de Sady González no puede entenderse sin su esposa, Esperanza Uribe. Después de conocerse, a comienzos de los años cuarenta, ella se volvió su cómplice en el quehacer fotográfico. Las fotos de Sady son, en este sentido, un trabajo a cuatro manos. Entre los dos fundaron Foto Sady, la primera empresa independiente de reportería gráfica en Colombia, por donde pasaron y se educaron destacados fotorreporteros del país, lo que reveló otra faceta de Sady: la de formador.

El gran legado de Sady y Esperanza es uno de los archivos fotográficos más extensos y completos de Colombia, ya que además de cubrir desde la década de los treinta hasta finales de la década de los setenta, comprende una amplia variedad de temas. El archivo, cuidado durante muchos años por sus hijos, lo adquirió en 2012 el Banco de la República. El álbum familiar de los González Uribe, que tiene algunas imágenes icónicas del país, pasa a formar parte hoy de la colección fotográfica de la Biblioteca Luis Ángel Arango, abierta a todo el público. Este es un archivo que, gracias al cuidado de sus herederos, pasa de ser privado a convertirse en un acervo público.

Con motivo de la celebración del centenario del nacimiento de Sady González, es para nosotros un gusto compartir con el público este archivo tan importante para la memoria del país. Esperamos que sus imágenes circulen por las calles, se las apropien todos los colombianos y se vuelvan objeto de investigación. 

José Darío Uribe
Gerente general del Banco de la República 

Texto suministrado por el Banco de La República, 2014 

horizontal rule

   
 

Foto Sady: cuando las fotos hablan por sí solas

por MARÍA ALEJANDRA TORO VESGA

En la Luis Ángel Arango, cien imágenes del fotógrafo Sady González reviven la historia de Colombia.

De Sady González se sabe que fue uno de los pioneros de la reportería gráfica en el país, que el archivo fotográfico más grande sobre El Bogotazo es de su autoría y que en vida capturó miles de imágenes que muestran la idiosincrasia colombiana del siglo pasado.

Sady Gonzalez en la BLAAPero se desconocen otros datos como el año exacto en el que nació, que su nombre original fue Salvador Isidro, o que la primera vez que cogió una cámara fue de adolescente, para retratar a su papá justo después de haber fallecido.

Estas son algunas de las anécdotas que se pueden conocer en la Sala de Exposiciones Bibliográficas, de la Biblioteca Luis Ángel Arango, en Bogotá, en la exposición ‘Foto Sady: recuerdos de la realidad’.

Son cien fotografías, en su mayoría inéditas, dice Guillermo González, uno de sus siete hijos y quien, junto con Margarita Carrillo seleccionó estas imágenes de un archivo de aproximadamente nueve mil fotografías.

Están divididas por épocas, que van desde los años 30 –cuando González les tomaba fotos a las personas que iban a sacar su cédula de ciudadanía– hasta una sección dedicada al 9 de abril de 1948 y a las décadas de los 40 y los 50, entre otras.

Y es que Sady González, quien trabajó en EL TIEMPO, El Espectador, la revista Cromos y fundó el Círculo de Reporteros Gráficos de Bogotá, fue una figura clave para poder reconstruir e imaginar, hoy en día, la Colombia de esa época, ya que no solo retrataba las costumbres de los bogotanos. También fotografió antioqueños, boyacenses y cundinamarqueses en sus inicios, cuando trabajó en la entonces Oficina Nacional de Identificación Electoral.

Cuenta Guillermo, su hijo, que, de no haber sido por su madre, Esperanza Uribe, no se tendrían claras las fechas ni la procedencia de muchas de estas imágenes. Ella, a quien conoció en la estación de tren de Barbosa (Antioquia), era quien se encargaba de “organizarle el archivo”, pues muchas veces llegaba con el nombre del lugar o personaje fotografiado en un “papelito”.

A mediados de los 40 crearon la empresa Foto Sady, donde formaron a Luis Mirke, Carlos Caicedo, Alberto Sarmiento y Manuel Uribe, entre otros.

Y el 9 de abril de 1948, cuando asesinaron a Jorge Eliécer Gaitán, Sady González salió con su cámara a las calles a tomar fotos de la multitud enardecida, de los destrozos y de la ciudad en llamas, que lo inmortalizaron como fotógrafo.

“Unos días salía con la Cruz Roja a andar por Bogotá, en una ambulancia totalmente baleada, y otras veces con la Policía, a tomar fotos en el Cementerio Central”, dice Guillermo.

Añade que, junto con Margarita Carrillo, están trabajando en un documental sobre su padre, el cual se podrá ver en noviembre. Y en un libro con imágenes de los años 50, donde Sady González retrató el comienzo de la modernidad en Bogotá y la vida social y deportiva que caracterizó a esa época.

MARÍA ALEJANDRA TORO VESGA
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Publicación eltiempo.com , 4 de abril de 2014 

horizontal rule