Rossina Bossio

Bogota

Pintores

Figura Humana

 


 Rossina Bossio 

www.rossinabossio.com 

http://www.flickr.com/photos/rossinabossio/

http://siderola.com/la-ambiguedad-seductora-de-rossina-bossio/

pintora

A ColArte

 

 

 
 

 


La Casa de Muńecas

por Andrés Loaiza Yaya

Una obra que explora diferentes facetas de lo femenino es lo que los visitantes al centro cultural Skandia, ubicado en la Av. 19 No. 109-30, podrán disfrutar hasta el próximo 4 de febrero.

Esta muestra pictórica compuesta por 16 pinturas y 5 dibujos representa la búsqueda incansable de Rossina Bossio, artista colombiana, por descifrar algunas respuestas acerca de lo que constituye lo femenino.

Su temática es principalmente autobiográfica, aunque también hace alusión a temas como la religión, la sexualidad y la memoria, esto en el intento de representar un arquetipo de la mujer en aquel momento de construcción de su identidad.

Su trabajo busca generar preguntas en el espectador por medio de un juego ambiguo de seducción y repulsión, "ambivalencia y contradicción son las palabras que podrían definir el espíritu de mi obra", comento Rossina.

María Fernanda Vera, visitante a esta exposición dice sentirse muy conmovida con esta obra, "sin duda lo mejor de esta muestra es la representación de los diferentes estados de la mujer, y cómo plasma todas las etapas desde la nińez hasta la madurez".

Aerifico sobre lienzo y lápiz sobre papel son los materiales con los que Bossio plasmó la alegría, la represión, la sensualidad y el dramatismo de este concepto contemporáneo del arte.

Casa de Muńecas, es una obra que tomó 2 ańos en su realización y fue producida en Francia país donde reside esta artista desde hace 3 ańos.

Tomado del Periódico El Tiempo, Zona, 21 de enero de 2010

horizontal rule


   

Rossina Bossio es una artista multidisciplinaria de Bogotá, Colombia. Su trabajo incluye obras en pintura, dibujo, fotografía y más recientemente, video. Realizó estudios de Artes Visuales en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y obtuvo su diploma de Bellas Artes en L?École des Beaux-Arts de Rennes, Francia.

Las obras más tempranas de Bossio se centran en su historia personal, abordando temas como la influencia de la religión católica en Colombia y los tabúes alrededor de los roles de género y la sexualidad.

A inicios del 2008 viajó a Francia, en donde residió y trabajó durante casi cuatro ańos. Esto marcó un giro importante en su obra. Alejándose del plano personal, Bossio se concentró en la situación global de la mujer. Los ejes principales de su trabajo
pasaron a ser los sistemas de género y las concepciones tradicionales de feminidad en la sociedad contemporánea. Sus obras más recientes examinan la concepción de cuerpo e identidad femenina en las sociedades patriarcales modernas y su interrelación con la representación de la mujer en la comunicación visual.

En 2010, Rossina Bossio emprendió The Holy Beauty Project (THBP ? ŤEL proyecto de la belleza sagradať), que incluye obras en pintura, video y performance. THBP explora el poder seductor de las imágenes y la influencia de la iconografía religiosa y la
publicidad contemporánea en la construcción de la identidad femenina. Igualmente, cuestiona los límites entre lo masculino y
femenino, lo Latinoamericano y Europeo, lo antiguo y moderno, reflexionando sobre la arbitrariedad de algunos valores sociales y los roles basados en género, particularmente entre las mujeres.

Tomado de http://www.rossinabossio.com/about/?lang=es , 2012

horizontal rule

   

Belleza profana

La obra de Rossina Bossio, The Holy Beauty Project, transgrede los estereotipos de lo femenino y reflexiona sobre el poder seductor de las imágenes

por Paula Santana

Por estos días el Museo Iglesia Santa Clara está habitado por mujeres de una belleza andrógina, extrańa y seductora. Una sacerdotisa negra, una peregrina lujuriosa y una mestiza que muestra sus senos con mirada retadora son algunas de las mujeres de The Holy Beauty Project, el último trabajo artístico de Rossina Bossio, que explora el poder de la imagen para construir estereotipos femeninos.

"Mi obra es una lucha constante para liberarme de lo que he aprendido y lo que creo que sé. A través del arte me aparto de esas definiciones estereotípicas de la mujer, trato de desdibujarlas, replantearlas y expresar la feminidad en toda su complejidad, paradojas y contradicciones", dice la artista bogotana de 26 ańos, quien no busca una belleza complaciente y fácil, sino contradictoria y ambigua.

Inspirada en la iconografía religiosa del arte colonial latinoamericano y en las imágenes de la publicidad contemporánea y las revistas de moda, la obra de Bossio indaga sobre los elementos visuales que seducen al espectador y venden ciertos ideales y comportamientos. "Los iconos religiosos promovían el comportamiento ejemplar de personajes sumisos, obedientes y castos. Los personajes que vende la publicidad de nuestros días son atractivos, seductores y adinerados. En ambos casos nos encontramos con imágenes que venden paradigmas y que moldean a las masas".

Entre marcos conventuales y paredes sagradas, las 17 pinturas de Bossio son transgresoras. El cuerpo sucio, manchado y mancillado de los cuadros religiosos es al mismo tiempo poder, pasión y seducción. Indígenas, negras, morenas y mestizas ahora son papisas, sacerdotisas y diosas madres todopoderosas. La exposición, que irá hasta el 20 de mayo, está acompańada de un video performance en que la artista interpreta, a través de la danza, varios de los personajes que aparecen en sus cuadros. La música, compuesta por coros gregorianos y rezos indígenas, aviva cada uno de los inquietantes y explosivos movimientos que representan diferentes facetas de lo femenino.ť

Tomado del periódico El Espectador, 20 de abril de 2012

horizontal rule

   

Lo sagrado y profano de Rossina Bossio

Cuando Rossina Bossio estaba muy pequeńa, tenía los muebles de su cuarto llenos de muńecas Barbie, que ella y su hermana se dedicaban a peinar y cuidar todos los días.

Rossina Bossio: Las tres MariasEn la misma ciudad vivía su tía, una mujer muy católica, que en su cuarto guardaba numerosas figuras de la Virgen María. Rossina jamás olvidó estas dos imágenes. "Espacios femeninos que reflejaban las expectativas de las dueńas de cada cuarto; nosotras queríamos ser bonitas y mi tía, ser santa", explica la artista, quien al crecer rodeada de mujeres, en un ambiente muy religioso, se comenzó a cuestionar sobre el papel de lo femenino como elemento que mueve a los espectadores para que compren objetos o ideales. De eso se trata la muestra The Holy Beauty Project, que se expone en el Museo- Iglesia Santa Clara de Bogotá. Los cuadros de Rossio están ubicados alrededor de un lugar que alberga colecciones de pintura, escultura, orfebrería y arquitectura religiosa de los siglos XVII y XVIII, con lo cual se genera en el espectador una reacción de sorpresa por el contraste. No es casual la elección de este espacio para la muestra. Así lo explica Constanza Toquica, directora del Santa Clara. "Los museos históricos, como este, están anclados en el pasado, y cuando una artista como Bossio interviene, se genera un diálogo entre ese espacio y lo contemporáneo".

The Holy Beauty Project recoge 17 imágenes de mujeres que conjugan la iconografía religiosa y la persuasión de la publicidad contemporánea, creando retratos ambiguos y contradictorios, según explica la artista. Y además agrega: "Los cuadros al inicio te seducen, pero te acercas y descubres que hay un lado macabro para explorar".

Una de las obras lleva el nombre de Las tres Marías, haciendo alusión a las mujeres que visitaron la tumba de Cristo. En ella, se ve a una mujer contemporánea de aspecto derrotado, sentada en la esquina de dos espejos - acompańada de sus reflejos- y que a pesar de parecer vencida, lleva una corona en su cabeza. Pero la muestra no se queda solo en las pinturas, pues del deseo de la artista de apersonarse de esas mujeres que retrató, surgió un video que se proyecta al final del recorrido. Para este, Bossio fabricó los vestuarios de ocho de las obras, incluyendo una impresionante copia del vestido de Nuestra Seńora de los Dolores. Además, quería romper la quietud de las pinturas mostrando su vitalidad, a través de movimientos que recuerdan a la seducción femenina

Tomado del periódico El Tiempo, 23 de abril de 2012 

horizontal rule


Rossina Bossio ha sido invitada por la galería LGM Arte Internacional para participar en el Meet in Beijing Arts Festival 2013, que se realizará en las instalaciones del Ministerio de Cultura de China, del 17 al 23 de abril del presente ańo. Este importante evento es organizado por el Buró Municipal de Cultura de Beijing y la Corporación Cultural de Entretenimiento de China (CAEG), con la anuencia del Ministerio de Cultura, la Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión, y el Gobierno Municipal de Beijing. 

Este festival exhibe artistas de todo el mundo en diversos espacios, incluyendo el Teatro Nacional y el Salón de la Ciudad Prohibida. En la última década, más de 1.000 empresas y 30.000 artistas de 110 países han participado en este evento. 

LGM Arte Internacional presentará la exposición IMAGEN, PAISAJE Y FIGURA DEL ARTE COLOMBIANO, que será incluida en el Catálogo Oficial del festival. Esta colectiva de arte colombiano, compuesta por 27 obras de la Galería LGM Arte Internacional, será exhibida en las instalaciones del Ministerio de Cultura en un espacio de 600 m 2.

Tomado de http://www.rossinabossio.com/latest-news/?lang=es , 2013 

horizontal rule

Extraña - Las Mujeres de Rossina Bosssio -

 

 

Rossina BossioLa exposición se titula ‘Extraña’, y consiste en una serie de pinturas figurativas que exploran la relación del ser humano con el espacio que habita y los objetos que lo rodean. El centro, sin embargo, es la mujer, descrita y representada como un sujeto universal que nos habla de las paradojas de la condición humana. “Pinto mujeres porque me parecen más interesantes estéticamente, y más bellas”, dice Bossio.

“La mujer es mi sujeto predilecto: la mujer y su cuerpo como centro de seducción en la sociedad, como protagonista de la historia de la comunicación visual y como símbolo de belleza, pero una belleza que no es sinónimo de lo plácido o lo dulce, sino de lo visceral y ambiguo; una belleza que subvierte tabúes y estereotipos, que confronta al espectador. Sin embargo, ya no pinto mujeres para hablar de lo femenino, pues mis mujeres ahora son sujetos universales, que hablan de lo humano”, dijo Bossio.

Por otra parte, y además de experimentar pictóricamente con el espacio, el objetivo de Bossio con esta obra es insertar a la mujer en lugares que comúnmente se considerarían desordenados y precarios, que se asociarían, incluso, con el imaginario de lo masculino. La referencia principal para la creación de estas pinturas proviene de lugares abandonados, destruidos; de construcciones inconclusas con restos de materiales, escombros, fragmentos y objetos inutilizables dispuestos de manera caótica.

Aun así, a Bossio le preocupa, por sobre todas las cosas, el oficio de la pintura, la pintura misma, más que el mensaje, el concepto que sostiene o explica la representación. “Siempre hay un subtexto. Pero lo que más importa es la pintura como oficio, como actividad manual”, dice, y lo mismo afirma Eduardo Serrano, curador de la exposición.

Algunos detalles en las pinturas son abstractos, así que se puede notar, de alguna manera, un alternarse de lo figurativo y lo abstracto. Sin embargo, las pinturas son eminentemente figurativas. No representan a la mujer desde una perspectiva neutral, que pretende ser objetiva; se trata de un realismo mediado por una mirada específica hacia la mujer.

A sus 28 años, Bossio ya ha expuesto en escenarios como el Museo de Arte de la Ciudad Imperial de Pekín (Bamoic), en Tribeca Cinemas de Nueva York, el Grand Palais de París y el Museo Iglesia Santa Clara en Bogotá, entre muchos otros.

   

Tomado del periódico El Espectador, 15 de agosto de 2014

horizontal rule