Jaime de Jesus Osorio Gomez

Caramanta, Antioquia

Fotografos

Figura Humana, Desnudo

 

Jaime Osorio Gómez 

www.jaimeosoriofot.com

médico, fotógrafo

A ColArte
 
 

 


Jaime Osorio Gómez , nació el 5 de marzo de 1949 en Caramanta-Antioquia. Se inició en la fotografía a los once años de edad en el Liceo Antioqueño de la Universidad de Antioquia, donde participó en la Muestra Colectiva del Club Fotográfico por primera vez en el año de 1968. Allí se formó como autodidacta en el campo de la fotografía. Realizó estudios con León Ruiz, fotógrafo medellinense, reporterismo gráfico con Brian Young, fotógrafo canadiense y cámaras de formato grande con James Perret de Francia.

Socio del Club Fotográfico Medellín desde 1983, fundador del Club Fotográfico del Seguro Social en Antioquia, docente universitario de fotografía, investigador y realizador de audiovisuales y videos sobre fotografía, fotógrafo y laboratorista. Ha obtenido premios regionales y nacionales en fotografía. Jurado en varios Salones Regionales. Actualmente es el asesor e investigador de los Archivos Fotográficos de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín. Es Médico Cirujano con Maestría en Salud Pública de la Universidad de Antioquia..

EXPOSICIONES FOTOGRAFICAS.

Muestra Colectiva Club Fotográfico Liceo Antioqueño U. de A. Sede Biblioteca Liceo Antioqueño, 1968.

Muestra Colectiva Club Fotográfico Liceo Antioqueño U. de A. Sede Facultad de Ciencias y Humanidades, 1968.  

Muestra Colectiva Club Fotográfico Medellín. Galería Fotográfica Colseguros. Bogotá, 1984.

Muestra Fotográfica “Fotógrafos de Medellín”. Organización Ciudad Don Bosco. Centro Comercial Oviedo, 1985.

Muestra Colectiva “Fotógrafos Contemporáneos de América Latina”organizada por la Embajada de Australia en México, 1987.

Primera Muestra Fotográfica Club Fotográfico ISS. Medellín, 1988.

Muestra Colectiva IV Encuentro Colombiano de Fotografía. Pereira, 1989.

II Muestra Fotográfica Club Fotográfico ISS, Medellín. Nueve obras. 1990.

Muestra Colectiva “Club Fotográfico Medellín 35 años”. Cámara de Comercio de Medellín, 1990.

Muestra Fotográfica Club Fotográfico Medellín. VI Encuentro Colombiano de Fotografía, Santafé de Antioquia. Dos obras, 1992.

Muestra Colectiva Club Fotográfico Medellín. Convención Anual de ASFOTO, Hotel Las Lomas, Rionegro. 1992.

Multimedia “ Fotografía Colombiana 97-98 “. VIZTAZ Taller de la Imagen. 1997.

Multimedia “100 años de arquitectura en Colombia”. UNESCO-MINCULTURA-BPP.

Exposición Individual “Mujer/ Arte”. Biblioteca Pública Piloto de Medellín. 1996.

Exposición Individual “Mujer/ Arte”. Instituto de Artes. Medellín. 1999.  

PREMIOS

1985. MENCIÓN. Primeras Jornadas de Educación y Participación. Secretaría de

Educación y Cultura de Medellín. Una obra.

1986. SEGUNDO PUESTO. IV Salón Colombiano de Fotografía. Medellín.

Obra : Noche de Tango.

1987. MENCIÓN: Fotógrafos contemporáneos de América Latina. Embajada de

Australia en México.

1988. MENCION. Concurso Fotográfico “Salud-Enfermedad y Sociedad” Facultad

Nacional de Salud Pública de la U. de A. Cinco obras.

1990. TERCER PUESTO . I Concurso Colombiano de Clubes Fotográficos, Bogotá.

Obra : Serie “Area restringida “.

1992. PRIMER PUESTO. I Salón de Fotografía Artística- Obelisco “Fotografi-Arte”

Medellín. Obra : “Es que has comido del árbol de que te prohibí comer ? “

1992. MENCION. I Salón de Fotografía Artística- Obelisco “Fotografi-Arte”

Medellín. Obra : “ Mujeres en alto contraste

Tomado de http://www.bibliotecapiloto.gov.co/patrimonio_imagenes/jaime_osorio/biografia.htm 

   
   
 

 
Desnudas para el arte

Como estudiante de tercer grado en el bachillerato del Liceo Antioqueño de la Universidad de Antioquia, mis dibujos y moldes de plastilina eran corregidos por el pintor Jorge Cárdenas. De manera exquisita me hablaba de las formas de los senos y las caderas de la mujer, para que se vieran bien representados en la obra final de yeso. Simultáneamente desde los diez años de edad me había iniciado en la fotografía, con una cámara de cajón Kodak Brownie 620, tomando mis rollos de blanco y negro, y los procesaba en el laboratorio fotográfico del Liceo.

A mis quince años la novia de un compañero de clase y de fotografía me pidió que le hiciera unos desnudos, y quedó muy contenta con ellos. A las amigas que vieron mi trabajo les encantó el retrato, y ahí empezó la historia. Todas querían verse muy bellas fotográficamente. Y no hay mujeres feas sino mal fotografiadas.

Las primeras modelos fueron mis amigas cercanas y novias. Claro que no faltó una mujer como Rocío, muy bella, dueña de una casa de prostitución en Medellín, que igualmente quería unos desnudos realizados por mí. Y se los hice.

No sabemos quién fotografió el primer desnudo de la historia, ni cómo ni cuándo. Brettschneider en El erotismo en la fotografía menciona el año 1849. La fotografía era una técnica extraordinariamente fiel a la realidad, como escribió en 1929 Willi Warstat, y permitía reconocer sólo en parte el procedimiento mecánico del revelado. Más importante aun: mientras que el pintor puede crear a partir de su imaginación, el fotógrafo depende de la realidad. Francisco de Goya creó su famosa Maja desnuda, como lo ha demostrado el crítico de arte británico John Berger, copiando un retrato ya existente de la Duquesa de Alba, para desnudarla después, primero en la imaginación y después sobre el lienzo.

Una fotografía de un desnudo artístico exhibe un cuerpo ideal anulando todo instinto bajo. La imagen del desnudo artístico no promete nada, pero argumenta que "Lo menos es más". José Gabriel Baena, escritor antioqueño, en la presentación de una de mis exposiciones señaló: "Lo sensual es aquello que pertenece al famoso imperio de los sentidos, en este caso las serenas fotografías de Jaime Osorio Gómez. Él no está inventando nada, repetimos, el desnudo en el arte tiene diez mil años de historia, pero nos presenta, en su propia mirada y de manera simultánea, la re-velación y el desvelamiento -se oculta para mostrar, y viceversa- de estos desnudos que posan en gran silencio ante su cámara y le permiten, ojo y laboratorio de por medio con técnica exquisita y superficies puras y texturadas, dilucidarnos a estos seres humanos particulares, dejar que ellos nos reciten muy suavemente un fragmento de su fugaz misterio corporal y nos dejen de nuevo cargados de preguntas ante la entre-visión de sus femeninas a inescrutables almas". Desde 1965, año en que me inicié en el desnudo enfocado a la sensualidad, he realizado unas 8.200 imágenes fotográficas en negativo de blanco y negro, y unas pocas de colores en los últimos tres años. He participado en concursos nacionales de fotografía y he obtenido varios premios desde principios de los años noventa, y en exposiciones fotográficas individuales de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín, el Instituto de Artes y el Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid.

En la exposición Mujer/Arte de la Biblioteca Pública Piloto de Medellín en 1996, el director cultural y escritor Miguel Escobar Calle, en su escrito Paisaje de mujer, anotaba: "Bien le cabe el calificativo de expresionista a esta obra fotográfica... Nunca maneja el desnudo total; enfatiza al segmentar (tanto al enfocar el objetivo como al editar la fotografía) para resaltar o des tacar... Dicho de otra forma, al segmentar conscientemente la figura, enfatiza su expresión. La acentuación temática está en la búsqueda -cerebral pero apasionada- de la expresividad. Por ello sólo utiliza modelos naturales, no profesionales, por que son las que manifiestan con espontaneidad, sin artificios, la sensibilidad plena".

En 2003 el maestro Eduardo Serrano Rueda, autoridad como curador de arte, me seleccionó para ser incluido en el libro Historia de la fotografía en Colombia 1950-2000, en el capítulo del desnudo, en el que dice: "Jaime Osorio realiza fotografías de desnudos en las cuales presenta figuras femeninas en atmósferas secretas donde una suave gradación de tonalidades obtenida con una cuidadosa iluminación confiere a los escorzos un aspecto simultáneamente sugestivo y plácido. Osorio también ha realizado descriptivos acercamientos o close up al cuerpo femenino".

En mi trabajo artístico el desnudo no está programado. Cuando una amiga a otra mujer quiere que le haga un desnudo, dependiendo de la personalidad y de la figura elaboro un proyecto artístico y posteriormente lo discuto con la futura modelo para ver qué ajustes se le hacen a la propuesta. Se plantean vestuario, localizaciones, iluminación, formato de película, cámaras y lentes apropiados.

Las formas del cuerpo, cualquier parte del cuerpo, me pueden indicar (y eso es lo que busco) un estado de ánimo mental, físico, espiritual. Para mí la expresión de un rostro tierno o bello, de unas manos que reposan, de unos pechos que descansan y amamantan, de unas caderas voluptuosas o angelicales, de unas piernas de pisadas leves, todo eso es lo que llevo a la fotografía.

Juego con la figura humana, con puntos de vista, iluminación generalmente natural, lentes normales o gran angulares. Así la modelo no siente inhibiciones en el momento de hacer el trabajo fotográfico, y expresa su belleza para que el resultado final sea óptimo. Y en el escenario sólo están el fotógrafo y la modelo. No hay ningún voyeurista que pueda interferir en la comunicación de ambos.

Tomado de la Revista Diners, No.456, marzo de 2008