Constanza Duque

Manizales, Caldas

Actores

Personaje

 


Constanza Duque

actriz

   
 

Vea iconografía de Constanza Duque en ColArte

   
 
Actriz - filmografía
(2000s) (1990s) (1980s)
  1. "Pobres Rico" (2012 - TV Series) ... Esther Blanco
  2. Sofía y el Terco (2012)
  3. "La gallina ciega" (Teatro, 2011)
  4. Gabriela giros del destino (2009 - TV series) ... Mercedes de Cordoba
  5. Te amo Ana Elisa (2008) 
  6. Novia para dos (2008 - TV series) ... Gabriela Rugeles de Zea
  7. Hasta que la plata nos separe (2006)
  8. Gens honnêtes vivent en France, Les (2005)
  9. "Viuda de la mafia, La" (2004) TV Series .... Dora de Martin
  10. "Pecados capitales" (2002) TV Series .... Hortencia
  11. "Solterita y a la orden" (2001) TV Series
  12. "Inutil, El" (2001) TV Series .... Adelaila Copel de Martinez
  13. Bogotá 2016 (2001) .... (segment "Zapping")
  14. "Traga Maluca" (2000) TV Series .
  15. Soplo de vida (1999) .... Irene de Domingo, the mysterious woman
  16. Deuda, La (1997) .... Aminta Rosero, esposa del dueño
  17. "Guajira" (1996) TV Series .... Marina de Arbeláez
  18. "Cara o sello: Dos rostros de mujer" (1995) TV Series .... Helena
  19. "Café con aroma de mujer" (1994) TV Series .... Carmenza Suárez.
  20. "Pasiones secretas" (1994) TV Series
  21. "Sombra de tu sombra" (1991) ... La señorita Evelia Corredor
  22. "Los pecados de Inés de Hinojosa" (1988)
  23. "Dos rostros, una vida" (1987)
  24. Atrapados (1985)
  25. Bonaparte investigador privado (1985) **
  26. "Asesinato sin identidad" (1985) *
  27. "Con su música a otra parte" (1984) **
  28. "Laura por favor" (1990)
  29. Debut en la serie El Bogotazo (1984) *
  30. "El bogotazo"
  31. "Ultimas tardes con Teresa"
  32. "No juegues con mi vida"
  33. Revivamos nuestra historia
     
 
 
Información parcial con enlaces, cortesía The Internet Movie Database. Con permiso 
*  Información suministrada por el periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005
** Tomado del libro Largometrajes colombianos en Cine y Video, 2005


 

 
 


Tierna, tragicómica, terca, divertida, dulce, sensible, perfeccionista e inusual: todos esos epítetos han sido utilizados por la prensa, la gente común, los críticos y los otros actores, para definir el papel de Costanza Duque: Carmenza, la madre de Gaviota en Café, con aroma de mujer. Y no son epítetos exagerados si se observa con detenimiento cualquiera de los episodios: ella logró recrear de una manera veraz, pero al mismo tiempo bastante lírica, la sicología de una antigua recolectora, alienada por las telenovelas. 

Esta manizalita, soltera y educada en un colegio de monjas, es una actriz a la que el público colombiano fue conociendo lentamente: participó en El Bogotazo, Ultimas tardes con Teresa, No juegues con mi vida y Dos rostros y una vida, entre otras producciones.

Estudió bellas artes, y luego viajó a México, donde permaneció durante un año. Recorrió Europa, donde asumió su papel de mujer aventurera. Apasionada por la danza, la música y el teatro, recorrió a los grandes maestros de la dramaturgia. Hizo muchas obras teatrales, y la más recordada de todas fue una serie de monólogos plenos de humor y drama, titulada Rosamunda. 

Hizo pequeños papeles en la televisión, y su primer protagónico fue en la comedia Laura por favor, escrita por Fernando Gaitán, precisamente el libretista que, un par de años después, inventaría el papel que hasta la fecha podría considerarse capital en su vida. No sólo por lo popular del personaje, sino porque Constanza tuvo que luchar para que éste le fuera asignado: en criterio del director,  la actriz era muy joven para interpretar a la mamá de Gaviota, papel que además ya estaba asignado. Sin embargo, el destino se cumplió. No hubo arreglo con la actriz original, y Constanza fue elegida. Por su gran contenido humano, y porque su padre trabajó como contador en empresas exportadoras de café y su madre tenía una pastelería en la que laboraban siempre mujeres del eje cafetero, Constanza se enamoró de Carmenza.

Tomado de la Revista TV y Novelas No.95-02, 28 de abril de 1995


   

Constanza Duque, en otras pieles

La actriz celebra 30 años de carrera con el reestreno de La gallina ciega.

por Melissa Serrato Ramírez

"Bajísima servidera, así se llamaba el primer papel que interpreté y que yo misma inventé", recuerda la actriz manizalita Constanza Duque.

Tenía 6 años y surgió precisamente en su intento por ganar más afecto de sus padres y un lugar especial en una familia con 13 hijos, entre los que ella ocupa el duodécimo lugar. Sus hermanos solían pedirle favores, mandarla de mensajera y encargarle varios oficios; entonces, un día en el que su madre le estaba enseñando a manejar la máquina de coser, Constanza se hizo un delantal y se bautizó como la Bajísima serviciera, para asumir con humor ese rol en el que estaba.

A esa misma edad, en el kínder de su hermano menor interpretó a Blancanieves. Asegura que fue su primer papel "profesional", con una experiencia de vedette, porque las monjas que dirigieron la obra mandaban por ella en carro, la llevaban al ensayo, le regalaban la manzana de Blancanieves, le daban onces con chocolate, y la devolvían a su colegio en una camioneta último modelo.

Esos dos episodios fueron de algún modo definitivos para confirmar su vocación de actriz. Sin embargo, no contemplaba la posibilidad de hablar con sus padres de su verdadera pasión; entonces, estudió Bellas artes, hasta que un buen día sacó valor y empezó a estudiar actuación en la Escuela Nacional de Arte Dramático, de Colcultura, que dirigía Santiago García.

Fueron varios años de estudios y talleres experimentales hasta que le dieron su primer papel en televisión, en 1981. Interpretó a doña Bertha Hernández de Ospina, esposa de Mariano Ospina Pérez, en la serie El Bogotazo, que hacía parte de la franja Revivamos nuestra historia, dirigida por Jorge Alí Triana. "Son 30 años de carrera, 30 años de vida, que se empiezan a contar con ese papel", asegura.

Los memorables

Constanza actuó inicialmente para expresarse; luego, para meterse a fondo en pieles de personajes que se apoderaraban de ella. Ahora, lo hace para hablar de mujeres que no han tenido voz para contar lo que han sido sus vidas y sus mundos, como Saturnina, en La gallina ciega, el papel con el que hoy redondea y celebra su carrera.

¿Un papel que no le gustó?

Los que no están bien armados, porque no son sólidos.

¿Uno que le dio miedo?

No fue el papel, sino algo que pasó haciéndolo. Representaba a una loca ninfómana en Dos rostros, una vida, de Jorge Alí Triana, que se grabó en el Hospital Neuropsiquiátrico de Sibaté. Después de una escena me recosté en un prado y me quedé dormida. Cuando me desperté, estaba con tres loquitos acostados a mi lado y no vi a nadie de la producción; entonces, empecé a correr y a gritar: "¡Jorge Alí! ¿Dónde están?" y me acordé del cuento Sólo vine a hablar por teléfono, de García Márquez, en el que por error dejan a una mujer encerrada en una clínica psiquiátrica, hasta que por fin los encontré en otro patio. Jorge Alí me abrazó y me decía: "Tú no eres el personaje".

¿Un papel duro?

En Pecados capitales, representaba Jaira. Entonces, en mi vida personal me daban ataques de ira y unos dolores de cabeza terribles.

¿Un papel feliz?

El más feliz fue Carmenza, la mamá de Gaviota, en Café con aroma de mujer. Fue muy peleado y era un papel muy cercano a mí, la gente me quería abrazar, me decía: "Adópteme", me mandaban cartas, regalitos y me decían que yo me había vuelto como la mamá de Colombia, por los valores que encarnaba, la ternura y el amor por mi hija.

 

UN MONÓLOGO QUE CAUTIVA Y HACE REFLEXIONAR

Constanza Duque celebra sus 30 años de carrera artística con este montaje, que ya se había presentado en 2008 y ahora vuelve a las tablas. Para su creación, trabajó al lado de Ana Toro, la directora de la obra. Allí, en el rol de Saturnina, tiene muchos matices, es una niña de 8 años, una joven de 13, de 18, una mujer de 30 y una mamá de 40. Con el personaje, aborda varias problemáticas de la condición femenina. Para este reestreno, Toro y Duque han introducido algunas variaciones..-

Tomado del periódico El Tiempo, 23 de marzo de 2011
 

   

La constante Constanza

En el colegio, sus compañeras siempre tuvieron claro que el camino de esta manizaleña era la actuación, y aunque en su casa no estaban muy convencidos con la idea y la pusieron a escoger entre el teatro o perder los beneficios del club y las onces, no dudo en encaminarse por las artes escénicas. Los festivales artísticos en su ciudad fueron su inspiración, por esta razón estudió bellas artes. Al tiempo viajó a México y Europa, en donde su pasión por la actuación la llevó a cantar y hacer obras callejeras en el metro y hasta en los buses. Al volver a Colombia entró a la Escuela Nacional de Arte Dramático, donde no solo se ganó una beca para ir a Estados Unidos a estudiar sino que también su amigo y director Jorge Alí Triana la invitó a hacer su primer personaje en TV. Esta disciplinada actriz ha estado en proyectos como: El Bogotazo, Laura por favor, Los pecados de Inés de Hinojosa, Café, Guajira, Pecados capitales y Hasta que la plata nos separe, entre otros. Ahora está presentando su obra La gallina ciega, en el Teatro Nacional Fanny Mikey, y además está preparando un personaje para la nueva serie del Canal Caracol llamada Años maravillosos.

Tomado de la Revista Elenco, Edición 67, 14 de abril de 2011