Luis Fernando Montoya

Pereira, Risaralda

Actores (Television, teatro)

Personaje

 


Luis Fernando Montoya

actor

   
 

Vea otras imágenes de Luis Fernando Montoya en ColArte

La voz de héroes y villanos - El Tiempo, 2018

   
 
 

Actor - filmografía
(2000s) (1990s) (1980s)

  1. 180 segundos (2012) 
  2. Infiltrados (2011 - TV series)  ... Coronel Espinosa 
  3. Fronteras (2011 - TV series corto
    El asesinato de un Coronel(2011)… Coronel Espinoza
  4. La Bruja (2011 - TV series) ... Monseñor
  5. El cartel 2 - La guerra total (2010 - TV series) ... Primo
  6. Operación Jaque (2010 - TV mini-series) ... Luis Eladio Pérez
  7. El capo (2009 - TV series) ... Lorenzo Almeida
  8. La muerte de un viajante ( 2008 - teatro)
  9. Cómplices (2008) ... Gonzalo Hincapie, un colombiano rebuscador
  10. Tiempo final (2008 - TV series) ... Tapias
  11. Buscando a Miguel (2007)  ... Edgar
  12. El zorro, la espada y la rosa (2007) ... monje exorcista
  13. La diva (2006 - TV series) ...Brando,  (como Luís Fernando Montoya)
  14. "Esto Huele mal"
  15. "Buscando a Miguel" (película)
  16. Cama cinco, La (2000 corto)
  17. Padres e hijos (1999-2000 - TV series) ... Gilberto
  18. "Tabú" (1999) TV Series .... Ernesto
  19. "Las aguas mansas" (1994)
  20. La estrategia del caracol (1993) ... Hermes
  21. "Padres e hijos" (1992) TV Series .... Gilberto (1999-2000)
  22. "Castigo Divino" .Cuento del domingo ..... Oliverio Castañeda
  23. "Crónica de una generación trágica"
  24. "Hojas al viento" (1987)
  25. "El divino" (1987)
  26. "Por amor" (1987)
  27. Mansión de Araucaima, La (1986) .... El piloto
  28. Paraíso (monologo)
  29. El maleficio de la mariposa (USA)
  30. "Pero sigo siendo el rey"
  31. "Hechizo"
  32. Yerma (USA)
  33. El público (USA)
  34. "Marina de noche" (1986)
  35. "Si mañana estoy viva" (1985)
  36. El bazar de los idiotas" (1983)
  37. "Dos rostros una vida" (1969)
  38. "Pero sigo siendo el rey"  ..... Martín
  39. "Rasputín"
  40. "El Cristo de espaldas"
  41. "Corazones de fuego"
  42. "Deseos"
  43. "Las Ibáñez"
  44. "Los victorinos"
  45. "El maleficio de la mariposa" -Nominación al premio ACE
  46. Mi barrio
  47. Archivo secreto
  48. Corín Tellado
  49. Dialogando
  50. Musidramas
  51. Que no le pase a usted

 

 
 
Información parcial con enlaces, cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
Información parcial sin enlaces, cortesía del periodista Fernando Sarmiento, de Barranquilla, 2005

 
 


Se reconcilia con la vida

por Luz Adriana Velasco

Estar en Nueva York hizo que me reencontrara conmigo mismo, hizo que comprendiera que a pesar de todas las dificultades por las que he pasado, he sabido conservar la pasión por esta carrera... Ahora me siento más seguro y más convencido de que nací para hacer lo que me gusta». 

Así habla Luis Femando Montoya a sus 43 años de vida y después de haber vivido dos en Nueva York, tiempo durante el cual realizó cuatro montajes de teatro y fue nominado al premio ACE como mejor actor en el papel de villano. 

Con un semblante optimista, con su particular sonrisa de hombre pícaro y completamente prevenido en sus respuestas, este actor se dispuso a entrar en confianza. Prendió un cigarrillo y dejó ver a Tv y novelas la transformación que la vida misma, el amor de su hijas Manuela y Rossana y la pasión por la actuación, crearon en él y le hicieron dejar el mal camino por la esperanza de reencontrarse con una nueva vida. 

REGRESO TRIUNFAL 

Su última actuación en Colombia antes de viajar o la capita] del mundo fue en Crónicas de una generación trágica y ahora regreso al país gracias a, llamado de Alí Humor para representar a Ernesto, en la más reciente producción de TeVecine, Tabú, y además, de Jorge Alí Triana para empezar a trabajar en la preproducción de una nueva película colombiana sobre Simón Bolívar, en la cual se tratará la vida de un hombre que pierde la razón interpretando la historia de este héroe.  

Durante su estancia en Estados Unidos realizó el monólogo Paraíso y las obras El maleficio de la mariposa, Yerma y El público, y con la
 primera obtuvo la nominación al premio ACE. «Estas actuaciones me ·permitieron seguir creciendo como actor y me brindaron grandes satisfacciones».

Y así como su trayectoria profesional ha hecho que se le reconozca como un magnífico actor, también sus días de farra lo marcaron como un bohemio emperdenido y un mujeriego irresponsable, que por fortuna son ahora cosas del pasado. «No me considero un bohemio. Mi naturaleza me lleva a una búsqueda equilibrada de la madurez y siento que he vivido todas las etapas de la vida cotidiana de acuerdo con las ondas sociales con las que han llegado». 

GRACIAS AL AMOR

Aunque sí admite que tuvo problemas con la bebida y que fue un tanto indisciplinado, se siente orgulloso de poder decir hoy en día y delante de su pequeña hija, Rossana, que gracias al amor de ella, de su hija mayor, Manuela, de Shaio Muñoz, su esposa, y de su pasión por la profesión, no sucumbió ante esos vicios y se reconcilió con la vida. Emocionalmente se siente un hombre equilibrado, tranquilo y de sentimientos abiertos, que le proporcionan a su vida confianza y orden. Aunque le hubiera gustado ser poeta, cantante o torero, dice que a sus 43 años no se siente un hombre desperdiciado, sino al contrario: Dios se ha encargado de darle buenas oportunidades, que ha sabido aprovechar. Una de ellas es este camino que, a paso lento pero con madurez y experiencia, ha empezado a recorrer en compañía de la inocente y traviesa Rossana. 

No se arrepiente de nada de lo que ha hecho porque considera que de alguna manera ha tenido que aprender a aceptar su propia historia y, cada día, al reconocer sus errores, lograr lo que quiere. 

Por el momento sigue amando la literatura, la música clásica y hasta el vallenato, pues gracias a su esposa, quien es vallenatóloga, le ha tomado respeto a este género musical. En Tabú interpreta a Ernesto, el amante de María Eugenia Parra, y para él tiene un significado especial porque marca su regreso a la pantalla chica. Por eso admite que se ha preparado como si fuera una de esas duras pruebas que tiene que pasar ante sí mismo y ante el público. 

Enciende un cigarrillo para seguir con la conversación, pero no alcanza a fumarse la mitad y lo apaga. Entonces, se levanta y da por terminada la charla mientras se dirige a la cocina para calentarle una arepa con queso a su hija. Minutos después, el olor a arepa quemada lo hace reaccionar y entre sonrisas reconoce que, definitivamente, se queda con los libretos y las cámaras :·

Tomado de la Revista TV y Novelas No.236, 29 de marzo de 1999


 
   

Quiero papeles que reflejen la realidad

 El año pasado el actor Luis Fernando Montoya fue un monje exorcista en la producción El Zorro, la espada y la rosa, del Canal Caracol. La semana pasada, su personaje en uno de los capítulos de Tiempo final, del canal Fox, el corrupto teniente Tapias, murió abruptamente.  Y ahora, este actor pereirano de 50 años encarna a Gonzalo Hincapié, un colombiano rebuscador, con dos hijos (tiene tres, pero solo sabe de dos) en la telenovela tipo comedia Cómplices, que lleva una semana al aire, en Caracol.

Es una suerte el nuevo ascenso sostenido en el renacimiento de una carrera que se vio fatalmente truncada cuando el artista debió cumplir una condena en Miami por asuntos de droga.

Montoya, poseedor de una de esas voces que dejan frías a las adictas a los `culebrones, es ahora un actor en la plenitud de su desarrollo como artista.

Todavía los colombianos lo recordamos en su papel de Simón Bolívar o en sus tiempos de galán treintañero en las novelas de Jorge Barón. Hoy está del otro lado: "Siento que los otros actores me están mirando como un señor maduro, experimentado -dice el actor-. Como que con los años llega cierto respeto y, en ese sentido, creo que puedo decir algo. Yo me siento muy bien así, no me interesa ser galán".

Al fin y al cabo, Montoya nunca ha sido cosa distinta de un actor de carácter, el mismo que tuvo que templar para regresar a la actuación en un medio tan competido. "Volver a empezar es muy duro, porque hace dos años llegué con ilusión y felicidad, y me encontré con una pared. Nunca me había sentido tan solo en mi profesión", dice.

Enfrentado al rechazo

De hecho, en tres ocasiones de las que no se quisiera acordar, se presentó a RCN para participar por distintos papeles y, aunque al parecer durante el proceso le iba bien, al final no o contrataban.

Sin embargo, no es algo que solo le pase a él, dice Ángela Suárez, vicepresidenta de Producto del Canal RCN. "No es nada raro que esto suceda en el medio".

Hacemos el casting con todos los actores y desde que empezamos a ensayar arranca la novela. Cuando él ensayó no estaba el personaje: se veía un poco mayor de lo que necesitábamos y buscábamos que se viera con aspecto más popular. Era algo que no habíamos visto en el casting. Tampoco dio lo que el director necesitaba y se disolvió el contrato, como el mismo contrato lo permite".

El papel al que se refiere Suárez era Torres (que hoy desempeña Marlon Moreno) en la novela El último matrimonio feliz.

Todos estos sinsabores al enfrentarse a la nueva realidad de su carrera artística lo encaminaron a probar suerte en el Canal Caracol, donde fue acogido porque encajó perfecto en el personaje de Gonzalo Hincapié, un tipo sin trabajo que acepta suplantar al familiar de un gringo que viene a Colombia a buscar a su familia.

Cómplices es la nueva novela del Canal Caracol, que se emite en horario prime time. En ella, Montoya comparte protagonismo con varios actores, pues la producción es del estilo comedia coral, en la que muchas historias se desarrollan de manera paralela. "En Caracol me contrataron para esta novela sin casting ni nada, y estoy feliz porque estoy enfrentado a El último matrimonio feliz", dice.

Si se le suman su participación en las películas colombianas Buscando a Miguel y Esto huele mal, es evidente que Montoya volviendo sobre los rieles de su carrera actoral, con un difícil pero seguro ascenso.

"Quiero personajes fuertes, de gente que viva historias complejas, que reflejan la realidad. Tal vez por eso este papel de Gonzalo en Cómplices es lindo, porque, aunque es una comedia, está sustentada en la realidad, en el drama de estar varado y mantener una familia. Además, la comedia es un canto al ingenio", concluye Montoya.


 
Este actor, al que muchos llamaron el "Robert de Niro colombiano" por su parecido físico y su talento, logró un lugar destacado en la televisión colombiana. Sus papeles en telenovelas y series como Los cuervos, Las Ibáñez, Castigo divino y Crónicas de una generación trágica lo consagraron como uno de los actores más versátiles del país. Pero para este pereirano la rumba dura fue su peor papely llegó a ser rechazado por sus constantes ausencias y retrasos. En 2001 perdió el protagónico de la película Bolívar soy yo y el 27 de mayo de ese año, acosado por el desespero, aceptó viajar a Miami cargado con 950 gramos de heroína. Fue detenido, enjuiciado y encarcela-do por 36 meses. En 2005 comenzó un difícil pero seguro regreso a la pantalla chica y ha participado en producciones como El Zorro, La espada i la rosa. Tiempo final. En la actualidad está al aire en la telenovela Cómplices. Su nuevo reto será este año en el teatro, con la obra La muerte de un viajante.

Tomado de la Revista Cromos No. 4710, 21 de junio de 2008


   

De origen pereirano. Reconocido y experimentado actor colombiano que ha desarrollado una amplia y variada carrera, especialmente en el teatro y la televisión colombiana. “Siento que los otros actores me están mirando como un señor maduro, experimentado. Como que con los años llega cierto respeto y, en ese sentido, creo que puedo decir algo. Yo me siento muy bien así. No me interesa ser galán”, afirma. Conocido coloquialmente como el Robert De Niro colombiano, por su gran parecido físico con el actor neoyorquino, regresa a las pantallas de cine con la película 180 segundos de Alexander Giraldo.

Desde pequeño soñaba con interpretar personajes dramáticos y difíciles de caracterizar. Muy joven viajó a Bogotá para estudiar actuación en el Teatro Popular de Bogotá donde tuvo el honor de hacer papeles con obras de Shakespeare, Arthur Miller y Jean Genet, entre otros. Una de sus obras más recientes fue La muerte de un viajante.

Luis Fernando Montoya, actorSus papeles en telenovelas y series como Los cuervos, Las Ibáñez, Castigo divino y Crónicas de una generación trágica (1993) lo consagraron como uno de los actores más versátiles del país. A éstas se le suman, Que no le pase a usted, Musidramas, Dialogando, Corín Tellado, Archivo secreto, Mi barrio, El maleficio de la mariposa que le valió una nominación al premio ACE, La mansión de Araucaima (1986), Los Victorinos (1991), Deseos, Corazones de fuego, El Cristo de espaldas, Rasputín, Pero sigo siendo el rey, Las aguas mansas (1994), Tabú (1999), Padres e hijos (1999-2000), La diva (2006), El zorro, la espada y la rosa (2007) de Telemundo, Cómplices (2008), Tiempo final (2008) de FoxTelecolombia, El Capo (2009), El cartel 2 (2010), Operación Jaque (2011) papel con el que recibió el premio Mejor Actor Protagónico de Serie – Miniserie, en los Premios India Catalina de la Televisión Colombiana 2011, La bruja (2011), Infiltrados (2011), Fronteras (2011), entre otras.

"Quiero personajes fuertes, de gente que viva historias complejas, que reflejan la realidad. Tal vez, por eso, este papel de Gonzalo en ‘Cómplices’ es lindo porque, aunque es una comedia, está sustentada en la realidad, en el drama de estar varado y en mantener una familia. Además, la comedia es un canto al ingenio", aseguró hace algunos años sobre su papel en dicho seriado.

En cine, su primera aparición la realizó en el filme La estrategia del caracol (1993) de Sergio Cabrera, posteriormente participó en el cortometraje La cama cinco (2000) de Jose Luis Arzuaga, el largometraje Buscando a Miguel (2007) de Juan Fischer, Esto huele mal (2007) de Jorge Alí Triana y 180 segundos (2012) de Alexander Giraldo.

Tomado de C:\Users\Administrator.LUCAS\AppData\Local\Microsoft\Windows\Temporary Internet Files\Content.Outlook\L0AO9GPJ\email.mht , 2012


   

Reconocido y experimentado actor nacido en Pereira, Risaralda. En el medio artístico se lo conoce cariñosamente como el "Robert De Niro colombiano" por su gran parecido con el célebre actor norteamericano. Desde muy pequeño soñó siempre con interpretar personajes dramáticos y difíciles de realizar. Siendo aún muy joven, viajo a la capital del país para ingresar en el Teatro Popular de Bogotá, donde tuvo la oportunidad de participar en obras de William Shakespeare y Arthur Miller.

Luis Fernando Montoya, actorMontoya ha construido una amplia carrera actoral particularmente en la televisión y en el teatro, pero también ha incursionado exitosamente en el cine. En 1986 tuvo su primera aparición en la gran pantalla actuando como "Camilo, el piloto" en la película, La mansión de Araucaima, del cineasta Carlos Mayolo; en 1991 debutó en el mundo de la pantalla chica con el seriado, Cuando quiero llorar no lloro, una producción que también fue conocida bajo el título, Los victorinos; en 1993 participo en la mini serie para televisión, Crónicas de una generación trágica, donde desempeño el papel de la figura histórica de Antonio Nariño.

Posteriormente en 1993 el actor tuvo un rol de reparto en el filme, La estrategia del caracol, del cineasta antioqueño Sergio Cabrera, la película más taquillera en la historia de la cinematografía nacional. En el año 2000 actuó en el cortometraje La cama cinco, del director José Luis Arzuaga. Infortunadamente, Montoya atravesaría por un periodo difícil de su vida en los siguientes años. No logro obtener trabajo durante mucho tiempo pues al encasillarse como un actor de la televisión lo privo de conseguir papeles en el cine. A mediados de 2001 se vio involucrado en serios problemas legales debido a su precaria situación económica. Tras un lapso de 4 años, regreso en 2005 como un hombre renovado, rehízo su vida y reconstruyo su carrera actoral.

En el año 2007 actuó en el filme, Esto huele mal, del director Jorge Alí Triana y en el largometraje, Buscando a Miguel, del cineasta Juan Fisher; en el 2008 actuó en la obra teatral, La muerte de un viajante; en 2010 participo en el largometraje Operación Jaque; y en 2012 demostró toda su madurez actoral al protagonizar la cinta 180 segundos, del joven director Alexander Giraldo, película que se rodó en Cali.

Tomado de http://www.caliwood.com.co/actores-y-actrices.html , 2013