Ana Lucia Dominguez Tobon

Medellin, Antioquia

Actores, Diseñadores de modas

Personaje

 


Ana Lucía Domínguez

http://analuciadominguez.co.cc/ 

actriz, modelo
 

   
 

Vea otras imágenes de Ana Lucía Domínguez en ColArte 
En Gabriel Blanco

http://gallery.latin.cz/thumbnails.php?album=234

   
 
Bogotá, 1983

 

Actriz - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. La bandidas (2013 - RTI) 
  2. La traicionera (2012 - RCN) ... antagonista
  3. Perro amor (2010 - Version para EU)
  4. El fantasma del Gran Hotel (2009) ... Irene Buenaventura 
  5. Valentino, el argentino (2008 - RCN)
  6. Mujeres asesinas, episodio La bailarina, (2008)
  7. Madre Luna (2007) ... Anabel Saldaña
  8.  "Gringo wedding" (2006)
  9. "El engaño" (2007) ... doble papel como Marcela García y Camila Navarro
  10. "Destinos cruzados" (2006)
  11. "Decisiones" - La profesora de química  (2005)
  12. "Decisiones" - La hija del pecado  (2005) 
  13. "Decisiones" - Sentimientos equivocados  (2005) 
  14. "Decisiones" - La infiel  (2005) 
  15. "Decisiones" - La niñera  (2005) 
  16. "Decisiones" - No es mi nombre  (2005) 
  17. "Decisiones" - Mi primera vez  (2005)
  18. "Te voy a enseñar a querer" (2004) TV Series .... Camila Buenrostro
  19. "Pasión de gavilanes" (2003) TV Series .... Libia Reyes/Ruth Uribe
  20. "Gata salvaje, La" (2002) TV Series (as Ana Dominguez) .... Adriana
  21. Estado civil, infiel" (2002)
  22. "Informante en el país de las mercancías, El" (2001) TV Series .... Cecilia de Castro
  23. "AmorDiscos" (2000) TV Series .... Miryam Isabel Dominguin
  24. "Se armó la gorda" (2000) TV Series .... Jackeline Monsalve
  25. "Fiscal, El" (1999) TV Series .... Fancisca Frica Lombana
  26. "Hermosa Niña" (1998) TV Series .... Antonia Donoso
  27. "Conjunto cerrado" (1996) TV Series .... Manuela
  28. "El Fiscal" .... Francisca
  29. ".... Yadira Chacon"
  30. "De pies a cabeza" (1994-1996) ... Yadira Chacón
  31. Los ángeles de La Mega, presentadora (1998)
  32. Padres e hijos (1993)

Presentadora - trayectoria

  1. Los ángeles de la Mega
 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
 
 
   

Ana Lucía tenía 15 años cuando conoció a David García jeringa, y él, 27. Doce años de diferencia. Tres años de noviazgo donde todo fue perfecto, ella le decía al oído "Por ti contaría la arena del mar...", y él la besaba y no dejaba de besarla. Decidieron casarse hace dos años. Al principio había en el ambiente un bonito color rosa, se respiraba alegría y hasta brincaban pajaritos de un lado a otro. Se fueron a vivir a Miami. Mientras él grababa Los metiches, programa de humor en el que además de actuar, también escribía; ella buscaba posibilidades de trabajo.

A `Jeringa le quedaba tiempo y se lo podía dedicar a su esposa, quien no trabajaba en ese momento y disfrutaban de una larga luna de miel. Ana Lucía comenzó a buscar trabajo por sus propios medios, llevó su reel y su book y en solo dos meses de estar allí obtuvo resultados. Modeló para catálogos de ropa interior y vestidos de baño, entre otros. Logró ser la prima del protagonista en Gata salvaje. En esa novela de Univisión tuvo oportunidad de trabajar con mexicanos, peruanos y argentinos y también con Aura Cristina Geithner, quien se convirtíó en una de sus mejores amigas. Allá tuvo que aprender a usar el apuntador, y hasta tomó clases de dicción, para neutralizar todavía más el acento colombiano. Se sintió muy halagada porque la gente recibió muy bien su personaje y en muchas ocasiones le manifestaron su cariño, sin que supieran quién era ella ni de dónde había salído.

No sabían que en Colombia, desde los 10 años ya actuaba en televisión. Primero en De pies a cabeza, en El informante, El fiscal, en la obra de teatro Estado civil: infiel, etc. No esperaba tener tanto éxito, comenzaron a abrirse las puertas, propuestas de Telemundo, hasta del actor argentino Fernando Carrillo para hacer una obra de teatro con él, toda en inglés. Pero la falta de dominio del idioma, el compromiso que ya había asumido en Colombia para Pasión de gavilanes y hasta la separación con `Jeringa, que ya pintaba, la llevaban hacia otro camino: el regreso a Colombia. Por parte de él, resultó la propuesta de trabajar también en el país, en Sábados felices y en El último grito.

Tomado de la Revista Cromos No. 4479, 15 de diciembre de 2003


 
 

Ana, Lucía:
¡de persiana americana! 

Por FRANCISCO J. ESCOBAR S. 

A los 11 años era Yadira en De pies a cabeza. A los 15, se desnudaba (sin desnudarse) en Hermosa niña y a la vez era Frica en El fiscal. Hace poco interpretó a la ingenua Ruth de Pasión de gavilanes y ahora es la insoportable Camilo en Te voy a enseñar a querer. Muchos papeles, muchas caras para los pocos años de la Domínguez, una joven que no teme a los madrugones.

En la madrugada las salas de redacción de los periódicos son tan depresivas, silenciosas, como los pasillos de un hospital sueco después de la media noche. Así luce hoy la del periódico EL TIEMPO. Ahí, junto al estudio fotográfico, aguarda Ana Lucía Domínguez, una de las protagonistas de la telenovela Te voy a enseñar a querer. Son las 6:00 a.m. de un miércoles prenavideño y solo se escuchan los pasos lejanos y el roce de los trapeadores húmedos de las señoras del aseo. En frente de la actriz está el cantante caleño Julio Nava -su actual pareja-, con cara de recién levantado y sudadera, esperando que comience la sesión de fotos. Cuando el maquillador pone las primeras pinceladas en el rostro de la chica, el músico (sabio) decide despedirse: "Más tarde te llamo", sabe que esto va a tardar, así que mejor huir. "Chau".

Es muy temprano. A esta hora cuesta pensar (las ideas se pasean espesas por el cerebro). Y, si no se han enterado, es falso eso de que "al que madruga, Dios lo ayuda". A estas horas de la mañana ni Dios se ha levantado. Le pregunto a Ana si no le da cierta flojera comenzar a trabajar cuando el sol apenas acaba de salir. "Sí, me cuesta madrugar, pero cada vez que lo hago -las grabaciones de la novela suelen empezar temprano- recuerdo por qué lo estoy haciendo, simple: por que me gusta mi trabajo, y si me gusta entonces tengo que hacer este `sacrificio. Vale la pena".

Lo cierto es que madrugar es algo normal para ella. Le madrugó a la vida: solo tenía nueve años y salía en comerciales de TV, a los 11 (mientras sus amiguitas les hacían crespos a las Barbies) interpretaba a Yadira, la hermana de `Chiqui en la exitosa serie De píes a cabeza, poco después estaba en Conjunto cerrado. "Era todavía muy pequeña. No tenía tiempo para jugar ni a las muñecas ni basket; salía de clases a grabar o a estudiar actuación. La mayoría de mis compañeras en el colegio María Auxíliadora me daban mucho apoyo, pero otras me veían y decían: `¿esta qué se cree?. Aprendí que siempre habrá gente que te quiere y otra que no. A lo mejor empezaba a madurar muy rápido", recuerda Ana Lucía.

ESCÁNDALO AL DESNUDO

Su prueba dura de madurez la tuvo a los 15 años, cuando fue protagonista de Hermosa niña, una novela basada en la vida de la actriz Amparo Grisales, en la que tenía que desnudarse. Fue un escándalo en este país. Los titulares de la prensa contribuían al jaleo: `Cuando las colegialas pecan, se leía en gordas letras en un periódico. Otros comenzaban a hablar del fenómeno `Lolita, recordando a la protagonista de la obra de Vladimir Nabokov. "Los principales canales de televisión transmitían en vivo desde la portería de mi casa, decían que cómo era posible que una niña de quince años se desnudara. Ahora, el tal desnudo, no era desnudo en realidad, yo tenía una manta blanca encima". ¿La afectó tanto chisme mediático? "Algo. Yo me preguntaba por qué no decían nada sobre mi interpretación pero sí sobre si me desnudaba o no. Me llamaban de la radio para hablar del tema; colgaba, recibía otra llamada, y lo mismo. Tuve dos meses superfuertes, me asusté".

Lo que más le molestaba era que toda la atención se la llevaba su personaje de Antonia Donoso (la `Lolita) y no Frica, el papel que hacía en El fiscal -por el que fue nominada a varios premios-, que se emitía por las mismas fechas. Pero eso, para ella, es historia patria. "Estoy lista", le dice al fotógrafo. Terminó la etapa del maquillaje y el secador de pelo. Son las 8:00 a.m. La redacción no se ve tan vacía. Ana Lucía entra al estudio fotográfico, se cambia detrás de la cortina negra y sale con una tanga blanca y una pequeña camiseta del mismo color. Se pone tras la persiana (miren la foto). ¡Dios, el sueño de cualquier voyeurista! Luce hermosa, imponente, tras la ventana imaginaria.

Ana Lucía dice que nunca ha pillado a algún mirón espiándola, pero confiesa que, de ser ella la que observa, sí se quedaría viendo, solo si el que se desviste del otro lado es un hombre bien atractivo, "miraría, claro que miraría, me gusta darles gusto a los ojos, pero no soy atrevida". Mira y sabe que la miran, y mucho. Más ahora, después del éxito que tuvo la telenovela Pasión de gavilanes, en la que interpretó dos papeles.

DE FANÁTICOS Y ALTIBAJOS

La miran de otros países también. La vieron muchísimo en La gata salvaje, al la do de Mario Cimarro. En Puerto Rico los fanáticos se lanzaban a la van que la transportaba. Ha tenido éxito, aunque ella, honesta, reconoce que su carrera ha estado llena de "altibajos". Después de El fiscal no tuvo suerte ni en Se armó la gorda -"ese personaje es uno de los más bonitos que he hecho"- ni tampoco en AmorDiscos. Tuvo tiempo de ganar experiencia en la obra de teatro Estado civil: infiel, al lado de Carlos Muñoz, y ahora, a sus 21 años, encarna a la intrigante Camila, hermana de la malvada Débora (Catherine Siachoque) en Te voy a enseñar a querer, un papel que le parece más exigen te que el de la bonachona Ruth de Pasión, "me lo estoy gozando", dice, "prefiero interpretar personajes de carácter". De hecho, pide pista para poder recrear a "una loca, una mujer que se vea normal, en apariencia, pero que por dentro sea una total psicópata".

Es casi medio día. Ana Lucía se ha cambiado varias veces de ropa y ahora está delante de la persiana. No se ve cansada. Le suena el celular (que tiene en la pantalla la foto de Julio Nava). ¿Adivinan quién es? La sesión de fotos ya casi termina, pero a ella le queda toda una larga tarde de rodaje. En sus días hay poco tiempo libre, le pregunto si ve su vida tan agitada cuando haya cumplido los treinta, y responde, "en diez años me gustaría tener un hogar, un hijo, volverme a casar -de su prirner matrimonio con el comediante `Jeringa solo quedan los recuerdos, `buenos, dice-, pero después, ahora quiero proyectarme como profesional. Rico viajar, y vivir, tal vez no tan rápido como lo he hecho en los últimos años, en los que he vivido mil cosas de una mujer grande, pero no me arrepiento porque ya sé qué debo hacer cuando me vuelva a casar". Por lo pronto, mañana, seguro, volverá a madrugar.

Tomado de la Revista ALO No. 421, 28 de diciembre de 2004


 

 


La actuación ha sido mi vida, mi rutina

por Lina María Gomez González

De niña, Ana Lucía Domínguez soñaba con ser parte del mundo de la actuación. Veía a Margarita Rosa de Francisco interpretando a Gaviota en Café con aroma de mujer y quería ser como ella, una artista integral, quien además de actuar, también cantaba y se había desempeñado como presentadora de un noticiero de televisión. Dos de estos sueños ya los cumplió esta actriz nacida en Medellín. Ana Lucía se inició frente a las cámaras a los ocho años, en comerciales de televisión, y luego de participar en los seriados juveniles De pies a cabeza y Conjunto cerrado, fue una de las presentadoras del programa musical Los ángeles de La Mega.

Desde su primer protagónico en Hermosa níña, Ana Lucía ha recorrido un buen camino en las telenovelas nacionales y coproducciones con otras cadenas latinas en las que también ha interpretado personajes principales, como en Decisiones y Amores Cruzados. A partir del próximo lunes será nuevamente protagonista, esta vez con dos personajes, en El engaño, telenovela del Canal Caracol, dirigida por Andrés Marroquín y Juan Carlos Vásquez. Aquí interpretará a Marcela García y Camila Navarro.

Tomado del periódico El Espectador, 10 de diciembre de 2006


   

Desde su actuación en Conjunto cerrado, siendo todavía una adolescente, Ana Lucía atrajo todas las miradas. Con apenas quince años, se desnudó en la telenovela Hermosa niña y generó un gran escándalo que se sumó a su matrimonio con el humorista Jeringa (que le doblaba la edad). Sin embargo, la que prometía convertirse en una figura polémica, se concentró en ser una buena actriz.

Después de su recordado papel de Frica en El Fiscal, su carrera se catapultó fuera de Colombia y ahora es una de las caras más reconocidas de la televisión latina de Estados Unidos, protagonizando episodios de la serie Mujeres asesinas y el reciente remake de Perro Amor, entre otras apariciones. Su sonrisa de niña traviesa sigue intacta y su belleza es más seductora.

Tomado de la Revista Don Juan. No. 51, marzo de 2011


   
   

  Imagen extraida de internet. Derechos reservados del propietario.

Imagen extraida de internet. Derechos reservados del propietario.

 
 

Imagen de esta bella mujer

 
 

http://www.mujerescolombianas.tk