Silvia de Dios

Actores, Modelos

Personaje

 
Silvia de Dios, actriz - Archivo RCN


Silvia de Dios

actriz
 

   
 

Vea otras imágenes de Silvia de Dios en ColArte

   
   
Actriz - filmografía
(2000s) (1990s)
  1. Matrimonio en crisis" (2011)
  2. "Los victorinos" (2009)
  3. "Verano en Venecia" (2009) ... Protagonista,
  4. "Pura sangre" (2007) ...SusanaSuescún de Lagos
  5. "Por amor a Gloria" (2005) TV Series
  6. "Te voy a enseñar a querer" (2004) TV Series .... Empera Divas
  7. "Maria Madrugada" (2002) TV Series .... Silvia de Echeverry
  8. "Padres e hijos" (1992) TV Series .... Helena Sanchez (2000-2002)
  9. "Traga Maluca" (2000) TV Series .... Perla Conde
    ... aka Putas de Aguadas, El (Colombia)
  10. "Marido y mujer" (1999) TV Series .... Aura Cristina Hiller
  11. "Amor es más fuerte, El" (1998) TV Series .... Alejandra
  12. "El amor es más fuerte" (1998) .... Alejandra
  13. "Sombra del deseo, La" (1996) TV Series
  14. "Café con aroma de mujer" (1994) TV Series .... Lucrecia de Vallejo Sáenz
  15. "Sueños y espejos" (1994) TV Series
  16. "De pies a Cabeza" (1993) TV Series .... Lucia (II)
  17. "Acto para dos" (1999) - teatro
  18. Música maestro
  19. "Caballo viejo" (su debut) ... Nora, la jovencita inocente

 

 
 
Información cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
 
 
 

Silvia de Dios se confiesa

por Natalia Romero Rosanía

Por primera vez en mi vida no tengo trabajo, no vivo con mi hijo, no tengo pareja, no tengo urgencias..." La actriz la tiene clara: cada vez que su popularidad está en el punto más alto, cuando está en el `curubito, se siente ubicada y la vida le sonríe, decide abandonarlo todo para empezar de cero.

"La actuación no es mi razón de vivir", asegura. Por eso, luego de cada éxito en televisión, inicia un nuevo proyecto alejado del medio, como cuando abrió su Tienda de Golf o viajó a estudiar a Australia.  Ahora que terminaron las grabaciones de Te voy a enseñar a querer, Silvia tiene todo el tiempo del mundo para decidir en cuál loca aventura se embarcará. Vive sola con Gata, su mascota, adoptada cuatro años atrás, una compañía maravillosa, dice, y la única testigo de sus lecturas sobre historia y de sus ejercicios caseros guiados por instructores en videos

DE NUEVO SOLA 

Su hijo Daniel, de 12 años, decidió vivir con su papá. Además, hace cuatro meses acabó la relación con su pareja, el actor Julián Román. "Se produjo el desencuentro. Ya no queremos lo mismo. Las cosas terminaron bien y ambos estamos tranquilos. Ahora sé que lo que quiero es un partner (compañero), alguien con quien disfrutar la vida, viajarr y  aprender mucho". 

Sin embargo, no se siente sola. "Tengo excelente relación con mis vecinos del edificio y muchos amigos -los. Cuando quiero, invito a alguien a mi apartamento a tomarse una copa de vino y a conversar. No me molesta quedarme un viernes en la noche viendo televisión, sobre todo las series policiacas y forenses, que son superencarretadoras". 

Disfruta la soledad y de su vida `zanahoria. No toma trago porque, como producto de la anorexia, el hígado no le funciona bien. Por esta razón, también se volvió vegetariana. Trata de hacer todas sus vueltas en bicicleta, lo que le permite mantener su excelente estado físico. Dedica varias horas al día a cocinar. Cuando puede, almuerza con su hermana. Cuando no, come sola, sin problemas. 

SILVIA EN LA COCINA

En el año y medio que estuvo en Australia, se dio cuenta de que cocinar es lo de ella. Hizo un curso de chef de un año, y trabajó como mesera en un restaurante. "Fue una experiencia deliciosa, porque allí la gente es queridísima. Allá todo el mundo es igual y si te sientes maltratada por tu condición social o económica, puedes demandar. A los clientes les encantaba conversar conmigo y me pedían que me sentara con ellos a comer en la mesa". 

A pesar de haber tornado el curso de chef, Silvia de Dios se define como una simple cocinera. "Para ser chef se necesitan más de 10 años de experiencia y haber creado un estilo muy propio. Por lo pronto, soy cocinera, y me encanta. También disfruté mucho ser mesera y, si me toca, lo volvería a hacer feliz de la vida". 

Como no tiene ningún proyecto artístico en el corto plazo, está aplicando todos sus conocimientos de administradora de empresas, complernentados en Australia, para montar un restaurante de comida vegetariana. Está haciendo el análisis de mercado y todo lo que se requiere para iniciar el negocio. Quiere que su restaurante sea pequeño, pero que esté bien situado. Piensa atenderlo personalmente y, por supuesto, cocinar todos los platos. 

También busca que la gente pruebe los exóticos sabores australianos y que experimente su forma sana de alimentarse. "Ser vegetariano no es sinónimo de comer sólo matas. Es posible comer muy rico y quedar satisfecho". 

ETAPA DE CUCHI-BARBI

El restaurante es su proyecto inmediato. No le preocupa si no le sale trabajo en televisión. "Lo que tenga que salir, sale...", es su lema. Es consciente de que a sus 39 años, el casting es complicado. "Tengo la edad de hacer de mamá, pero mi físico no da todavía para eso. Imagino que muchos me clasifican en la franja de cuchi-barbie, lo cual no me molesta. Tengo 39 años y soy una mujer sexy. Kylie Minogue tiene la misma edad... iy mírala! Estoy feliz con lo que soy y tengo. Soy consecuente con mi edad". 

Está preparada, tanto académica como psicológicamente, para trabajar en algo distinto a la actuación. "Todo lo nuevo en la vida te enriquece. En Australia aprendí que soy capaz de hacer cualquier cosa para sobrevivir, siempre y cuando sea moralmente correcta". 

SEGUIRA VIAJANDO. 

"La vida es muy corta. No sabemos nada. por eso quiero viajar mucho, conocer mucho, ser feliz... La felicidad no te la proporciona un hombre, ni un hijo, ni un trabajo estable, ni una pensión a los 60 años. Para ser feliz hay que arriesgarse, sacarle el máximo provecho a lo que podemos ser, conocer y aprender. Pienso repetir la experiencia que viví en Australia, pero esta vez en Italia". 

No sería extraño si en unos meses, esta administradora, actriz y chef termina cocinando en su propio restaurante. O protagonizando una telenovela. O empacando maletas para radicarse en Italia o China. O montando en bicicleta con su hijo o con un hombre que sea capaz de convertirse en su compañero. Seguirle la pista es complicado por que no tiene planes. Silvia sorprende y se deja sorprender. Para muchos es rara o irreverente. Ella simplemente afirma que está muy segura de lo que quiere, cómo lo quiere y dónde lo quiere.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 424, 28 de febrero de 2005


 
   

Cómo ha cambiado y cómo seguirá cambiando!

Ya que esta actriz bogotana, de 39 años de edad, siempre se está transformando. Es versátil y polifacética. Hoy se sabe en lo que está; mañana... ¡ni idea! Cualquier cosa puede suceder en la vida de esta administradora de empresas, graduada en la Universidad de los Andes y con una especialización en gerencia de mercadeo, que también ha sido golfista consumada y, como si fuera poco, ha tomado cursos de artes gráficas, actuación, inglés, italiano y cocina. Silvia nunca se cansa de aprender y, lo mejor de todo, es que todo lo que estudia lo ejerce. Fue monitora de contabilidad en la universidad, asistente de la gerencia comercial de Caracol Televisión, asistente de mercadeo del Museo de los Niños, gerente de producto en Norma, gerente de su propio negocio de equipos de golf y, próximamente, según sus planes, chef y administradora de su propio restaurante de comida vegetariana, en donde pondrá en práctica todo lo que aprendió en Australia, donde vivió más de un año.

La inquieta Silvia ha trabajado para casi todas las programadoras y para los dos canales privados, y ha interpretado toda clase de personajes, desde las más bobas a ingenuas hasta las más malvadas y manipuladoras. Sólo cesa de actuar cuando se va de intercambio cultural y académico a otro país. La hemos visto en Caballo viejo, Música, maestro, Café, con aroma de mujer De pies a cabeza, La sombra del de seo, Dos mujeres, Marido y mujer Traga maluca y María Madrugada. Actualmente participa, con dos roles muy distintos, en Te voy a enseñar a querer y Por amor a Gloria.

Si hay alguien que ha cambiado en la televisión colombiana, esa es Silvia de Dios. Únicamente tiene que variar su corte y color de cabeIlo y, por supuesto, de actitud, para pasar de ser una dulce empalagosa a una villana maquiavélica.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 446, 19 de diciembre de 2005


 

 

Modeló por hobby. Hizo campañas para Revlon. Chiclets Adams, Max Factor, Trinity, Jeans `n Jackets, Yves Saint Laurent, Jabón Dorado. v Manantial. Luego se dedicó de lleno a la TV. Es administradora de la Universidad de los Andes. En quinto semestre, por el año 86, le propusieron protagonizar Caballo viejo con el personaje de Dora Márquez. Luego vinieron Música Maestro, De pies a cabeza, Café, y María Madrugada. Rumbeaba en Reina de corazones, y F.M. Su película favorita era La laguna azul y escuchaba a Supertramp, Cenesis, UZ, Duran Duran, y Village People

Tomado de la Revista Alo, Edición No.437, 19 de agosto de 2005


 

Protagoniza a los 43 

por Luz Adriana Velasco

Tras haber cruzado el cuarto piso, exactamente con 43 años de edad, Silvia de Dios veía remoto volver a protagonizar un proyecto en televisión. "Sobre todo con tanta niña linda y joven que hay", dice todavía, con cierto asombro.

Pero hace un año le llegó la propuesta de ser la figura principal de Un verano en Venecia, la nueva telenovela de RCN que se estrena en horario estelar, y que dirige Juan Camilo Pinzón (Pecados capitales, `Dora, la celadora). "Fue un regalo de la vida, no me lo esperaba. Uno creería que por ser más experimentada y por ser más madura tiene todo para protagonizar, pero el mercado es diferente y busca niñas lindas, jóvenes, por eso ¿cómo no me iba a sorprender? Ha sido maravilloso", cuenta.

Desde hacía 14 años, después de reemplazar a Marcela Carvajal en el seriado `De pies a cabeza, como protagonista, solo había estado en personajes antagónicos, de reparto o como dice ella de manera jocosa "como extra con parlamento" en más de una decena de producciones. La más reciente, Pura sangre, en la que interpretó a una mujer mala que por ser estéril justificaba sus actos de violencia.

Había olvidado que para ser protagonista se necesita "buen estado físico". No solo se requiere estar presente en el 90 por ciento de las escenas, sino que las jornadas empiezan a las cinco de la mañana y nunca se sabe a qué hora terminan. "Aquí (en Barichara, locación de la telenovela) es al revés, como son exteriores muchas veces se inicia en la noche y se acaba en la madrugada".

Tomado del periódico ADN, 20 de abril de 2009

   
   

 

 
 

http://www.enrodaje.cinecolombiano.com/7silvia_de_dios.htm