Isabella Santodomingo

Barranquilla, Atlantico

Actores (Escritora, columnista, ejecutiva)

Personaje

 


Isabella Santo Domingo

actriz, presentadora, escritora

   
 

Vea iconografía de Isabella Santodomingo en ColArte

   
   

Actriz - filmografía
(2000s) (1990s)

  1. Chance (2009)  .... Gloria
  2. Violet Is Blue
  3. Hello God...
  4. Trato, El (2006) .... Rosalba
  5. "Por amor a Gloria" (2005) TV Series .... Carolina Koppel
  6. "Fama" película
  7. "Saga: Negocio de familia, La" (2004) TV Series .... Ana María
  8. Colombianos, un acto de fe (2004) .... Sara Domínguez
  9. Kalibre 35 (1999) .... Monica Deusa
  10. "Me muero por tí"
  11. "Fuego verde" (1998) TV Series
  12. "Perro amor" (1998) TV Series .... Camila Brando
  13. "Tentaciones" (1998) TV Series .... Luzbella
  14. "Eternamente Manuela" (1995) TV Series .... Roberta
  15. "Momposina" (1995) TV Series .... Coralina
  16. "Solo una mujer" (1995) TV Series .... Irene
  17. Pasiones Secretas (1993)... Perla

Guionista - Filmografía

  1. Hello God ...
  2. No te rindas
  3. Violeta está triste

Escritora - Recuento

  1. Los hombres las prefieren brutas

Personal - presentadora 

  1. Desafío 20.04
  2. Los caballeros las prefieres brutas (stand-up comedy)
  3. La Tele
  4. Panorama

 

 
 
Información parcial cortesía The Internet Movie Database. Con permiso
 
 
  Tuvo su primer contacto con el mundo de las comunicaciones en el Diario del Caribe.  Luego fue colaboradora de El Heraldo y presentadora de Panorama
 


`Gracias a mi libro, tengo NOVIO estable 

LA ACTRIZ BARRANQUILLERA CONFIESA QUE ESCRIBIR `LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN BRUTAS LE SIRVIÓ COMO TERAPIA Y PARA DESCUBRIR UNA NUEVA CARA DEL AMOR

EI libro Los caballeros las prefieren brutas no le ha traído más que buenas noticias a lsabella. "En Colombia ya se han vendido 32 mil copias y lleva 10 meses en la lista de los 10 más vendidos. Además, ocupa un honroso segundo lugar entre los piratas más vendidos del año. Su apreciación muy personal sobre las relaciones entre hombres y mujeres también ha tenido mucho éxito en Venezuela, Ecuador y Panamá, y muy pronto la obra se distribuirá en México y Estados Unidos.

AMOR DE TODA LA VIDA

Pero esto no fue lo mejor que su trabajo le trajo. Isabella acepta que gracias a Los caballeros las prefieren brutas, consiguió novio estable. "Cuando publiqué el libro, pensé que tendría que conseguirme un amante en la Conchinchina. Imagínate, después de semejante manifiesto, creí que nadie se me acercaría jamás. Pero sucedió todo lo contrario: de repente, me volví superpopular entre el género masculino.

Su "novio estable" se llama Ronny Anchilavsky y trabaja en el sector textil. Llevan nueve meses juntos, pero se conocen hace nueve años, cuando tuvieron una primera cita. "Luego de eso, no nos volvimos a ver. Él se ennovió con Ingrid Wobst y yo con Felipe Herrera. Tiempo después nos reencontramos y nos volvimos muy amigos. Ahora que lo pienso, Ronny siempre ha sido parte de mi vida y yo de la de él .

Isabella está feliz con su relación actual, pues partió de la amistad y no de la sola atracción o de la pasión desbordada, que era lo que le solía suceder. "Soy Aries, no lo podía evitar; se justifica. "El libro fue para mí una especie de terapia gracias a la cual me saqué todo. Llegué a la conclusión de que no era tan inteligente como creía, pues no soportaría que un hombre me mantuviera. Además, descubrí una nueva forma de enamorarme. Mi novio es mi amigo, no tengo que demostrarle nada, y con él soy como soy. Es una relación de mucha confianza.

Entonces, ¿hay matrimonio a la vista? "Para nada. Soy alérgica a las relaciones permanentes. Por eso, jamás me he hecho un tatuaje.

MUY VERSÁTIL

Lo que sí es permanente es su afición por inventarse nuevos proyectos y sacarlos adelante. Acaba de publicar un manual-cuestionario titulado ¿Nos amamos o nos soportamos? para que los lectores de su libro hagan un diagnóstico del estado de su relación de pareja. En mayo del año entrante sale a la venta su segundo libro. Se titula AMIFM (Asalariada de mierda o felizmente mantenida), también sobre el tema amoroso. "Aunque se supone que es una guía para las mujeres, sé que los hombres también se lo devorarán, porque a ellos les interesa descifrar nuestros traumas.

Mientras tanto, dirige la Revista Carrusel. Cuenta con orgullo que desde que asumió el mando de esta publicación, aumentó la pauta publicitaria. "Pero lo realmente importante es que se ha creado un nuevo semillero de lectores que se deja seducir por una nueva corriente periodística. En mi equipo de redactores, todos editorializamos y todos somos protagonistas de las notas que escribimos. Lo mejor de todo es que estamos generando opinión. Nuestros artículos se convierten en el tema del día de todas las emisoras, y recibimos cientos de mensajes en nuestro correo electrónico. Somos un espacio interactivo".

Cuando no está escribiendo, o dirigiendo la revista, o viajando por el país con el stand up comedy que realiza junto a Alejandra Azcárate (Los caballeros las prefieren brutas), interpreta a Carolina Koppel en la telenovela Por amor a Gloria, la malvada primera esposa de Esteban Marín (Juan Pablo Raba). "Y aunque no lo crean, me queda mucho tiempo libre. Como mi prioridad es mi familia, viajo mucho con Daniela, mi hija, y con Ronny, que se llevan superbién.

Isabella lo comprobó: quizá los hombres las prefieran brutas, pero se enamoran de las independientes, madres responsables y trabajadoras asalariadas, como ella. "El libro sí sirve.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 442, 24 de octubre de 2005


 


Recuperar mi propia vida

La noche en que recibió la prodigiosa llamada de su amiga, la actriz Anny Aristizábal, fue decisiva en su vida. En esa oportunidad, Isabella Santodomingo escuchó por el hilo telefónico su nombre como Mejor actriz antagónica en los Premios TV y Novelas 1999 por su personaje de Camila en Perro amor. En ese instante, sintió que había cumplido consigo misma. Sintió que había tomado la actuación en serio. A la joven barranquillera le había costado 10 años estar satisfecha y comprender su arte de los personajes ajenos. La noche del premio, vía telefónica, fue la ratificación de que había pasado la prueba como actriz y se sintió plenamente satisfecha. 

EL VIACRUCIS VA POR DENTRO

Pero no todo fue gloria, dinero y reconocimiento. Como dice una vieja letra de un antiguo enamorado de Isabella, Alejandro Lerner, "un día me encontré una fama en la esquina de un café..." Es que cuando estaba terminando de grabar Perro amor, entró en choque. Su mente y su cuerpo no encajaban. Había demasiadas responsabilidades: dirigía la revista Shock, hacía el programa radial El planeta y poseía todas las noches en el horario prime time a la malévola Camila. Era su buen momento profesional. Pero su novela personal era un absoluto desastre. Isabella veía cada vez menos a su hija, Daniela. "Me sentía como si me hubiera dado un codazo y me hubiese sacado de mi propia vida". 

La Santodomingo pasó a ser espectadora de su vida privada. No obstante, cuando Daniela se enfermó y la madre acudió en su ayuda, su vida se estremeció como nunca jamás: la pequeña de entonces 2 años de edad no quiso refugiarse en los brazos de mami, sino en los de la niñera, que le eran muchísimo más familiares. "Hice un alto y pensé que mi hija era lo más importante y no lo estaba disfrutando". Qué bendición que le fuera bien en su trabajo, pero qué maldición que ese trabajo y ese éxito apabullante la estuvieran alejando de su propia hija y de los suyos. 

"Me di cuenta de que había vivido 10 años en Bogotá, pero mi profesión me había consumido. Yo misma me puse en una posición en la que me desbalanceé. Toda mi vida era una gran obligación". El trabajo era interminable y hasta llevó parte de él a su apartamento. "Por salud mental, por mi familia, por mi hija... por mí tuve que hacer un alto en mi camino. Mira, conocí la sensación del deber cumplido, pero a la vez pasaba noches muy tristes. Lloraba desconsolada". 

A finales de 1999, Isabella viajó a México para promocionar Perro amor. No duró mucho en la gira porque la llamaron de Miami para trabajar en la telenovela Me muero por ti, y aceptó sin detenerse a pensar que lo que quería era oxigenarse, tomar distancia de tanto trabajo y compromiso. La producción no fue lo que esperaba. Por aquellos días, Isabella comprendió que con el medio no quería lidiar. Quería hacerlo con ella misma y con los suyos. 

Se dedicó a vivir la vida en Miami Beach. Madrugaba, hacía desayuno, dejaba a Daniela en el colegio y se iba a la playa. Llegaba a su apartamento en las tardes y escribía, sin presiones, guiones para los cortometrajes No te rindas y Violeta está triste. Este último quedó entre los cinco finalistas del concurso de Miami Dade. "Hacía lo que sentía. Era una vida tranquila y la primera vez que no tenía ninguna meta". Igualmente, se veía con su mamá, almorzaban juntas. Esquiaba, practicaba yoga. Y algo muy importante: Daniela veía a su padre, Bernardo Ossa, quien trabaja con Kike Santander. En síntesis, se dedicó a su vida como nunca antes. Y se desentendió de la fama, del éxito y los compromisos. "Yo no era nada, pero era feliz. Nunca antes como ahora vivo tan intensamente con Daniela. Es maravilloso".

Ahora está más conectada con su hija de 6 años. Se adoran, son cómplices. Se recuperaron la una a la otra. Se conocen sin tapujos. Incluso le quedó tiempo para estudiar cine. Lo hizo por un semestre, pues fue cuando se enteró de que su padre, Luis Alberto, sufre del mal de Alzheimer. "Entendí que la vida es un soplo y se puede esfumar en cualquier instante, en cualquier milésima de segundo". Por eso, decidió encarar su drama en compañía de su familia y rodear a su padre. Por eso regresó, más lista para la vida. Más ella, más relajada y dispuesta a vivir. Hoy, toda la familia de Isabella regresó a sus raíces y, paradójicamente, el dolor que los embarga los reunió de nuevo para vivir como en los viejos tiempos, en su Barranquilla de brisas frescas y carnavales prodigiosos. "Ahora me doy cuenta de que me perdí de Barranquilla y de mi familia muchos años". 

Pero hoy los ha recuperado. "Estoy feliz. Con el regreso, soy otra, más dueña de mi misma a nivel personal. Es que mi vida ha sido un paseo increíble, pero ahora decidí no caminar tan rápido". Hoy, Isabella se permite dejarse sorprender por la vida. Hoy, antepone su vida privada a la profesional. Atrás quedó su noviazgo con el argentino. Aquel hombre guapísimo que le propuso matrimonio en Estados Unidos. Quedó atrás sencillamente porque ella prefirió regresar. A sus 32 años, acaba de hacer una película en Orlando, Fama, hablada en inglés, y estudia propuestas para presentar y actuar en telenovelas. "Cuando regrese a la actuación, tiene que ser significativo. Quiero hacer cine, escribir guiones... " Pero como el momento por el cual pasa no tiene afanes, ella vive a diario sin presiones de ninguna índole. "Lo de Miami fue un plan de vida, nunca un plan profesional". Desde luego, la barranquillera sintió nostalgia de patria, de sus amigos, de su pasado intenso y asfixiante. Pero miraba de súbito a los ojos de su hija y se decía para sí que había valido la pena ese alto en el camino. Como su personaje de Coralina, en Momposina, Isabella Santodomingo ha regresado a Barranquilla a enfrentar la enfermedad de su padre, pero a la vez, a recoger sus propios pasos. Ha regresado sola, sin un enamorado, pero absolutamente feliz y reconciliada consigo misma y con la vida.

Tomado de la Revista TV y Novelas, No. 354, 3 de febrero de 2003


 

DE NACIMIENTO

Esta barranquillera, nacida el 28 de marzo de 1968, es nada menos que la prima segunda de Julio Mario Santo Domingo. Y aunque no se puede negar que el paretesco le abre puertas, no se duerme sobre su linaje.

Estudió locución de radio y televisión en Atlanta, Estados Unidos, y hace cuatro años se inició como periodista en la revista Week End, del diario El Caribe, donde ganó una condecoración de la Unicef por una crónica sobre una joven viciosa. Pasó luego a El Heraldo como redactora de sociales. Allí creó para la gente joven una separata llamada Pelaos, que tuvo mucho éxito. El año pasado se vinculó a Periodicos Asociados, como redactora de las revistas Nueva y Viernes, cargo que alternó con la presentación de Panorama y del noticiero Colombia al día, que se transmite todos los días por una cadena de televisión de Miami.

En la actualidad es Perla, la secretaria del senador Samuel Moncada en Pasiones secretas. Además, muy pronto la veremos en un magazín de Caracol, llamado La tele.

Tomado de la Revista TV y Novelas, No. 63, 15 de marzo de 1993


 

 
Hace cinco años Isabela Santodomingo era una mujer pesimista cansada de ver malas noticias y por eso decidió hacer parte del éxodo de colombianos hacia el exterior. Dos años después llegó a sus manos la propuesta de protagonizar Colombianos, un acto de fe, una tragicomedia de Carlos Fernández de Soto que, a pesar de su bajo presupuesto, refleja la zozobra vivida por la clase media colombiana ante la falta de oportunidades. En esta cinta interpreta a la doctora Sara Domínguez, un personaje que debe enfrentar el desempleo de su marido, volver a vivir a casa de sus papás por falta de dinero y en el momento en que no le queda ninguna esperanza y la abandonan las fuerzas, descubre estar embarazada. El dilema es si el bebé debe nacer o no y sobre si vale la pena vivir o no en Colombia. El aborto, la eutanasia, la emigración, el desempleo, la unidad familiar son algunos de los temas que recrea este largo metraje de 90 minutos.

Tomado de la Revista Credencial Edición 215, octubre de 2004


 


Cómo ha cambiado

Esta barranquillera de 37 años es un ícono del cambio. Empezó por cambiarse el nombre, y de ahí no ha parado. Isabella no solo cambia de look cada tanto, sino de profesión, de novio y de lugar de residencia. Estudió locución y televisión, diseño de modas, hizo un curso como libretista, y formó parte del grupo editorial del Diario del Caribe, El Heraldo y de Periódicos Asociados. 

Cuando llegó a Bogotá, trabajó como presentadora de Panorama y de La tele, junto a Carlos Vives. Creó la revista Shock, la que dirigió por varios años. Actuó en las telenovelas Perro amor, Eternamente Manuela, La saga, negocio de familia y Por amor a Gloria; en la comedia Tentaciones y en la serie Fuego verde. Se radicó en Miami, en donde escribió libretos para Telemundo. Luego fijó su residencia en Barranquilla para descansar y gerenciar el hotel de su familia en la playa. Su participación en el reality Desafío 20.04 ha sido de las más polémicas. Protagonizó las películas Colombianos... un acto de fe y El trato. Ha publicado dos libros que se convirtieron en best-sellers y ha recorrido todo el país con su stand up comedy, Los caballeros las prefieren brutas, junto a Alejandra Azcárate. Ha conducido programas radiales y actualmente dirige la revista Carrusel. Piensa Ilevar la historia de su primer libro a las pantallas de televisión, por lo que ya está trabajando en el guión. Es rumbera a morir y madre dedicada. Su hija, Daniela, de 10 años, es su compañera inseparable.

Se define como una mujer hipéractiva y cíclica. Se reinventa cada vez que puede, porque se aburre de ella misma. Por eso la hemos visto pelinegra, rubia y pelirroja. Se ha hecho todos los cortes posibles y, tranquilamente, puede lucir como la más glamurosa de las divas, como la más seductora de las villanas, como una aventurera todo-terreno, como hippie, roquera, o como una niña bien de Barranquilla. Isabella no se detiene. Siempre sorprende. Y lo más seguro es que mientras usted lee esta nota, ella esté transformándose en una nueva mujer.

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 478, 24 de febrero de 2007


   

LA INFIEL

Una de las infieles preferidas de algunos libretistas es Isabella Santo Domingo.

En Perro amor le puso cachos a su esposo (Diego Trujillo) con su primo, que era Julián Arango. En La saga también traicionó a su marido con el hermano de éste. Ella era el detonante que simbolizaba la tragedia de Caín y Abel. En Por amor a Gloria era la ex esposa de Juan Pablo Raba, a quien engañó con su hermano.

"Siempre he hecho de mala, y en eso ha jugado mi interés por preferir interpretar a mujeres más complejas que lacrimógenas. Me han puesto como la mujer capaz de lo que sea por conseguir lo que quiere, como la mujer sin escrúpulos que solo piensa en sí misma, distinguida, sagaz e inteligente, pero de mente torcida. A mí me buscan para hacer de mujer elegante, misteriosa y compleja, que juega a la perfección su doble vida".

Tomado de la Revista TV y Novelas No. 539, 13 de junio de 2009


 


Nació en Barranquilla el 28 de marzo de 1970. Actriz, periodista y escritora, ha participado en diferentes proyectos en radio, cine, televisión e impresos. Desde muy pequeña mostró fuertes inclinaciones artísticas y periodísticas, así como por los deportes. Su primaria la estudió en el colegio Karl C. Parrish de Barranquilla y en el Nueva Granada de Bogotá; fue editora del periódico de su colegio el ¿Tiger Times?, campeona nacional de racquetball, departamental de patinaje artístico y capitana de los equipos de volleyball y softball.
 
Estudió diseño de modas en el American College for the Applied Arts en Atlanta, Georgia y locución de radio y televisión en la misma ciudad norteamericana. Regresó a Colombia y se inició como periodista en la revista Week End del diario El Caribe, donde una crónica suya fue seleccionada por la UNICEF para promover los vigías de la salud en Latinoamérica. De allí pasó al periódico El Heraldo donde creó una separata llamada “Pelaos” para luego venirse a Bogotá a vincularse a Periódicos Asociados. En 1995, creó y dirigió por espacio de seis años la revista especializada en música Shock y posteriormente creó la revista de entretenimiento Control T.V. También ha sido columnista de los diarios El Espectador y El Tiempo, así como de las revistas Nueva, Viernes Cultural, SoHo, Cromos, Diners, Aló, Ocean Drive (E.U.), y llegó a ser directora de la revista Carrusel del diario El Tiempo. En radio ha trabajado como locutora de las dos cadenas radiales más importantes del país: Caracol y RCN.
 
En televisión comenzó como presentadora de Panorama, un magazín periodístico dirigido por Julio Sánchez Cristo y el noticiero Colombia al día trasmitido en Miami, luego en La Tele junto a Carlos Vives y, durante varios años ha presentado para el Noticiero del Canal Caracol un espacio dedicado al Reinado de Belleza. Incursionó como libretista bajo la batuta de Bernardo Romero Pereiro y Daniel Samper Pizano escribiendo dos miniseries para el Canal RCN, Cara o Sello y Victoria, ésta última, ganadora de un premio Simón Bolívar como Mejor Miniserie Nacional.
 
Su primera interpretación como actriz llegó con la telenovela Pasiones secretas (1994), luego actuó en Momposina (1995), Solo una mujer (1995), Eternamente Manuela (1995), Tentaciones (1998), Perro Amor (1998) por la cual ganó varios premios como Mejor Actriz Antagónica, Fuego Verde (1998), Me muero por ti (1999), La saga (2004), Por amor a Gloria (2005) y también ha hecho algunas participaciones especiales en producciones como Los tacones de Eva (2006). A finales de 2004, escribió el libro Los caballeros las prefieren brutas que fue un éxito en ventas, tuvo su propio stand up comedy junto a Alejandra Azcárate y del cual la cadena de televisión internacional Sony lanzará el próximo 12 de febrero una serie original producida por Laberinto Producciones y supervisada por ella misma. Ha publicado otros dos libros llamados AM/FM (Asalariada de Mierda o Felizmente Mantenida) y Sexorcismo.

En cine ha participado en varios cortos y mediometrajes como Kalibre 35, Fama (en Estados Unidos), Violet is blue y Hello God ... estos dos últimos escritos por ella misma.  Ha protagonizado los largometrajes Colombianos, un acto de fe, de Carlos Fernández de Soto; El trato, de Francisco Norden, y la película colombo panameña Chance, de Abner Benaim.  actualmente se encuentra promocionando esta última película mientras escribe su próximo libro, que será publicado por Random House, en abril de 2010
 
Texto gentilmente suministrado por Pantalla Colombia, 2010


 


Isabella Santo Domingo

Cuando niña solía quedarme por horas a la orilla del mar mirando el horizonte. Imaginaba que en algún lugar del mundo debía estar otra persona haciendo exactamente lo mismo que yo. Pensando que no hay barreras, solo distancias que hay que acortar. Esa ha sido mi filosofía de vida: "siempre hay más". Pero ir a buscarlo, así se vea remoto, es decisión de cada cual. Yo decidí muy temprano buscar, caminar y no parar. Y, aunque adoro trabajar, desde hace muchos años no es mi prioridad. Aprendí que había cosas más importantes, que me generaban aún más felicidad, como ver crecer sin afanes a mi hija, compartir con mis amigos, con mi pareja, leer, escribir, viajar y de vez en cuando también salir a bailar. Me siento más realizada. Me rehúso a vivir pendiente de la opinión de los demás, tan sólo para cumplir y agradar. Yo vivo, mientras algunos sólo sobreviven.

Una de las cosas que más disfruto es descubrir música nueva. Puedo gastar horas buscando canciones y armando playlists. Me emociona compartir mis "descubrimientos" y que cualquier día un amigo me pida que le grabe música. Y aunque soy socialmente activa, cuando me embarco en algún proyecto, mi dedicación es tal, que limito mis salidas al máximo. Ahora disfruto quedarme en casa. Puedo durar, literalmente, enclaustrada trabajando y gozando de mi espacio por muchos días. Una vez, tras dos semanas, salí a la calle y habían demolido un edificio justo enfrente del mío. Nunca me di cuenta.

Soy noctámbula. La noche tiene un color, una magia especial, es el momento cuando me siento más creativa y estoy plenamente conectada con esa vocecita interior que es la que me empuja a hacer cosas. Muchas las he soñado, como la revista Shock, los Premios Shock y los títulos que Ies he puesto a mis libros y a la mayoría de mis proyectos. Sería la mejor vocera de una fábrica de almohadas y sus virtudes. De allí provienen muchas de mis ideas.

Isabella Santo DomingoExtraño hacer deporte. Creo que me volví floja después de haber practicado tantas modalidades. En el colegio fui capitana de los equipos de voleibol y sófbol. Fuera de él fui campeona departamental de racquetbol y una de las primeras que practicó el patinaje en línea en mi Barranquilla natal. Recuerdo que regresaba del colegio, siempre tarde, después de las prácticas, almorzaba, me ponía los patines y llegaba en ellos a las canchas a seguir entrenando hasta la media noche. Auque vivo en Bogotá desde hace muchos años sigo muy apegada a mis raíces costeñas. En mi casa son frecuentes el mote de queso, el arroz con coco con patacones y pescado frito, y el infaltable sancocho. Disfruto tanto la comida que cuando viajo lo primero que pido es ir a un supermercado local. Así me surto de ingredientes y productos de todas partes del mundo.

Ni villana, ni oligarca

Nunca he tenido muy claro qué quiero hacer en la vida, tal vez por eso sigo haciendo de todo. No es que sea indecisa, es que mi curiosidad no tiene límites. No busco el reconocimiento como finalidad. Me interesan y disfruto los procesos. No me considero irreverente, solo auténtica y brutalmente honesta. Si ser irreverente o insolente es atreverse a pensar distinto a los demás y actuar acorde, entonces lo asumo con alegría y agradecimiento. Nunca me "pedí" ser la abanderada de ninguna causa feminista, como muchos "títulos" que me han atribuido en la vida, incluyendo el de villana y oligarca, simplemente han recaído sobre mí por razones ajenas a mi voluntad. No me gusta que tras veinte años de carrera me pregunten cuál es mi relación con la familia Santo Domingo, algunos de sus integrantes a quienes respeto y quiero mucho. La verdad, se siente como si los años que he invertido en crear revistas, escribir libros y series, actuar y presentar, se los atribuyeran a un parentesco más que a un mérito propio. Eso me dolía antes, cuando no entendía bien lo despiadados y displicentes que pueden ser algunos medios en busca del amarillismo que tanto vende. Una vez dijeron que yo era hija ilegítima de alguno de ellos. Creo que eso le dolió aún más a mi papá. Nunca me lo dijo, pero debe ser duro para un padre ver cómo descalifican y ponen a prueba a su hija de la que siempre se sintió orgulloso. Tal vez por ello y sin dejar de ser crítica o "polémica" (como me han catalogado), siempre, en los medios para los que he trabajado, he intentado ejercer un periodismo positivo, que apoya, no que destruye ilusiones.

Mi padre fue la persona más influyente en mi vida. Nunca logró conformar una familia convencional y tampoco lo intentó demasiado realmente. Sus hijos no éramos para él más que un rebaño de ovejas a quienes debía guiar a pastar en terrenos más apacibles. Nuestras vidas fueron todo menos tranquilas. Desde muy pequeña, entre el divorcio de mis padres, las mudanzas, las fincas en las que si quería desayunar tenía que aprender a ordeñar, las carreras de tractores y de caballos con todos mis hermanos, crecí pensando que la vida es una aventura personal e intransferible. Entendí que nadie puede ser feliz por uno y nadie puede ser infeliz por uno, de eso nos encargamos nosotros mismos.

Tomado de la Revista Gente, Año 4 No.10, octubre de 2011 


   

La actriz, escritora, periodista y comediante se casará por lo civil en septiembre con Alejandro Falla, pero no el tenista, sino un banquero colombiano que reside en Miami. La barranquillera le entregó a Jet-set detalles de su boda y habló de su stand-up comedy ‘Los caballeros las prefieren brutas’, en el que paradójicamente despotrica del matrimonio y de los hombres.

Escribió un libro que bautizó Los caballeros las prefieren brutas y vendió más copias que El alquimista, de Paulo Coelho; participó en el reality El Desafío 20.04 y no ganó, pero quedó de segunda; Carlos Duque le tomó una foto desnuda en un caballo y la imagen pasó a la historia de la fotografía en Colombia; su papel de villana en la telenovela Perro amor quedó grabado para siempre en la mente de los televidentes; fundó la revista Shock y ha escrito con éxito libretos para televisión. Ahora con su stand-up Comedy ‘Los caballeros las prefieren brutas’ que presenta hasta mediados de marzo el Teatro Nacional Fanny Mikey, la llaman de países como Panamá y Costa Rica para que repita su show contra los hombres, quienes a pesar de que se la pasa despotricando de ellos, se desviven por verla. Parecería absurdo, pero Isabella Santo Domingo, la mujer que tanto palo le da al matrimonio en su show cayó en su propia trampa y se casa en septiembre con Alejandro Falla, un banquero colombiano que vive en Miami, a quien conoció hace un año en la Capital del Sol.

Tomado de la Revista Jet-Set, No.230, 02 de febrero de 2012 


   

  Imagen extraida de internet. Derechos reservados del propietario.  
 

/www.mujerescolombianas.tk