Antioquia Departamento

Antioquia

Ciudades y sitios

Paisaje, Figura Humana, Colonial, Construcción

  Santa Fé de Antioquia

 
 

Un Encuentro con la historia de Santa Fe

por Laila Abu Shihab, Quimbaya, Quindío

"El pasado colonial esquivo en Medellín está presente en Santa Fe de Antioquia". La frase promociona a este pequeño pueblo del occidente antioqueño en una guía especial que pueden conseguir los viajeros que recorren el departamento. Y es cierto. En Santa Fe de Antioquia, con sus calles empedradas, balcones y casas de hace siglos, inmensos portones de madera, iglesias con mucha historia y aire antiguo, ese pasado está muy vivo.

Ubicada a casi 80 kilómetros de Medellín y fundada en 1541 a orillas del río Cauca, es tal el grado de conservación de sus edificaciones que fue declarada Monumento Nacional en 1960 y se ha convertido en una de las ciudades coloniales más bonitas de Colombia. Lo curioso es que, para su tamaño -solo hay 20 calles y 18 carreras-, tiene muchas iglesias. Si van tarde para alguna misa, sus habitantes (unos 25.000, según el último censo) caminan un par de cuadras y entran a otra iglesia sin problema.

Están la Catedral Basílica Metropolitana, levantada entre 1797 y 1837, las iglesias de Santa Bárbara (la más antigua, fue construida con ladrillo y piedra en 1728), de Jesús Nazareno, de Nuestra Señora de Chiquinquirá, San Pedro Claver y San Martín de Porras.

Eso, sin extenderse en las capillas, el Palacio Arzobispal (construido en 1902 y convertido en sede de la Arquidiócesis en 1988) y el Museo de Arte Religioso Francisco Cristóbal Toro.

Frutas con naturaleza

No solo de turismo religioso vive la `Ciudad Madre, o de la `Cuna de la Raza Paisa, como es llamada por haber sido la primera capital del departamento de Antioquia, antes de que Medellín se quedara en 1826 con ese título.

Al encanto de sus calles (las principales son las del Medio, la Mocha y la de la Amargura) y sus casas, que casi siempre tienen las puertas y ventanas abiertas, se suman otros atractivos.

Santa Fe de Antioquia (para llegar hay que pasar por el Túnel de Occidente, el más largo del país, con 4,6 kilómetros) hace parte de la Ruta del Sol y de la Fruta, un circuito que incluye a varios municipios del occidente antioqueño, como Sopetrán y San Jerónimo. Pocos lo saben, pero es considerada la ciudad del tamarindo, ese dátil de la India que se extendió por el mundo a través de la cocina árabe.

Aunque, entre otras, también produce chirimoya, mango, mamoncillo, zapote, guanábana, naranja, maracuyá y níspero. Y sigue siendo una buena opción para comprar artesanías en cerámica, oro en filigrana y objetos en fique y palma de iraca. Frutas y artesanías se consiguen en la feria que de lunes a lunes rodea la plaza principal del pueblo. Y que también les da cabida al arequipe, las galletas, los corozos y las confituras de coco.

Recorrer Santa Fe de Antioquia a pie es facilísimo. Pero no es mala idea dar un paseo en carroza por sus calles principales o alquilar un mototaxi (más conocidos como "motorratones") para darle la vuelta al municipio y conocer sus alrededores.

En esta especie de cabinas que le ponen color al pueblo, el turista puede hacer un recorrido exclusivo por las iglesias, acompañado de comentarios de los conductores, vestidos con camisas hawaianas de enormes flores blancas sobre un fondo rojo. O un recorrido que incluya las casas y haciendas que sirvieron de locación para la famosa novela La casa de las dos palmas, basada en el libro de Manuel Mejia Vallejo, y llegue hasta el Puente Colgante de Occidente.

El Puente Colgante de Occidente, que data de 1895, es una imponente construcción de madera que se sostiene gracias a una base de cal, arena y sangre de toro (una mezcla que era de las más resistentes para la época) y tensores de acero. Está a solo cinco kilómetros del municipio, mide 291 metros y fue declara do Monumento Nacional en 1978. Santa Fe de Antioquia ha sabido mantener su pasado colonial muy vivo, y eso es algo que en Colombia no han logrado muchos sitios.

Diablos coloniales

Hay dos eventos que en los últimos años le han dado fama a Santa Fe de Antioquia:

La Fiesta de los Diablitos, creada en 1653 por el entonces gobernador de la provincia de Antioquia, y llamada así porque desde un principio, en las comparsas que recorrían el pueblo abundaban los disfraces de diablitos. Se celebra del 22 al 31 de diciembre.

El otro es el Festival de Cine y Video, que este año tendrá su octava versión entre el 5 y el 9 de diciembre.

Tomado del periódico El Tiempo, 25 de octubre de 2007



ttp://www.raicespaisas.org/santafe_antioquia.htm    (recomendado)

Santa Fé de Antioquia

http://www.comfama.com/contenidos/Servicios/Turismo/galeria/galerias.asp?cc=2072#  (recomendado)