Museo de Antioquia

Medellin, Antioquia

Museos

Abstracto, Bodegón, Figura Humana, Figura, Paisaje, Varios, Visual

 

 

MUSEO DE ANTIOQUIA 

http://www.museodeantioquia.org.co

MUSEO   DE ARTE DE MEDELLIN

MUSEO FRANCISCO ANTONIO ZEA

 


El Museo de Arte de Medellín "Francisco Antonio Zea", denominado así en homenaje a la memoria del político, científico y prócer medellinense del mismo nombre, se constituyó, como todos los museos del mundo, por donaciones o merced a la compra de muchas de sus piezas, muy heterogéneas y sin gran valor artístico, como lo fueron las colecciones de cerámica, las de numismática, pájaros de la región, retratos de héroes, etc.

Se inició éste en el año de 1881, gracias a que el estadista Pedro Justo Berrío, con dineros públicos, adquirió parte de las colecciones citadas. de manos del doctor Manuel Uribe Angel y del coronel Martín Gómez.

Principió a funcionar el Museo como dependencia de¡ Departamento. abriendo sus puertas al público sólo dos días por semana, en unas instalaciones insuficientes en la antigua Gobernación de Antioquia. Al demolerse esta construcción para dar paso a la actual, el incipiente Museo se vio obligado a recoger y guardar todas las obras existentes, hasta el año de 1942 en el que la honorable Asamblea Departamental ordenó su reorganización, bajo la tutela de la Academia de Historia.

En el año de 1944 pasó el Museo a la Sociedad de Mejoras Públicas. a cuyo amparo se abrió su período más promisorio, gracias a la ingente labor de¡ señor Joaquín Jaramillo Sierra, Presidente entonces de dicha Sociedad, y gracias, asimismo, a la señora Teresa Santanlaría de González, Presidenta de¡ Cuadro de Honor, quienes supieron sortear pacientemente todos los formalismos oficiales y poner al servicio de esta causa su tesón y amor encendido por la cultura.

Su crecimiento normal fue señalando la urgencia de nuevas y más apropiadas instalaciones y fue así como la Junta de¡ Museo y la señora Teresa Santamaría de González hicieron llegar sus demandas ante el Municipio de Medellín con el fin de obtener un local que llenara mejor sus necesidades. "Obtuvimos el permiso, anota doña Teresa, y tomamos una casa en arrendamiento en la Carrera Sucre", de construcción antigua y hermosa, con patio solariego y ajustada a las necesidades y costumbres de entonces.

Surgió luego la rigurosa selección de las obras en los años de 1947 y 1948 bajo la dirección de la señorita Enriqueta Séculi Bastidas, con el fin de proceder a su reinauguración, señalándose este hecho como la reafirmación y el principio de la tradición que ha conservado hasta hoy.

Las preocupaciones para darle una organización sólida y acrecentar su patrimonio artístico, fueron culminando con la obtención de la personaría jurídica otorgada por Resolución número 37 de 1953 y con la decisión de interesar a los coleccionistas privados, a la Banca, a la Industria y demás organizaciones.

Atendido este requerimiento, el local fue ya insuficiente para dar cabida a las obras que iban llegando. Agregada a esto, surgió la necesidad de cambiar la sede de¡ Museo, por solicitud que hicieron los dueños de la propiedad, viéndose obligado entonces a trasladarse a otra residencia situada en la Calle 53 (Maracaibo), con la Carrera Unión, número 46-6, edificio demolido hoy para dar paso a la Avenida Oriental.

Finalmente pasó a su sede actual, la antigua Casa de la Moneda, después de varios trámites realizados por la Junta Directiva de ese entonces. Adquisición cuyo origen fue el siguiente: El Banco de la República quiso unificar todas las Casas de Moneda existentes y para el efecto el Departamento de Antioquia vendió ésta a dicho Banco, ocasión que la Junta del Museo aprovechó para formular una solicitud ante el Ministro de Hacienda, con el fin de lograr que dicha casa fuera donada para destinarla al Museo de Zea. En este proyecto trabajaron muchas personas interesadas en la cultura, como el doctor Carlos Gómez Martínez, Gerente en ese tiempo del Banco de la República en esta ciudad, quien junto con el Alcalde de Medellín y otros funcionarios firmaron la escritura pública donde se hacía la donación.

Vinieron luego los estudios de reparación y adaptación que terminaron felizmente con el traslado de las colecciones y la nueva apertura del Museo el 2 de mayo de 1954.

Con el transcurso de los años, este cuerpo viviente exigió una nueva ampliación, una nueva selección de sus obras, así como el mantenimiento de reservas. Aquellas obras de valor histórico y otros enseres pasaron a las entidades correspondientes.

Los trabajos de remodelación fueron enconmendados a los arquitectos Luis  David Vásquez y Jaime Geale Ramos, en tanto que la parte exterior, que hoy ofrece un sabor de arquitectura tradicional, se le confió a la Oficina de Planeación Municipal a cargo de la arquitecto Cecilia Saldarriaga de Sánchez. Los gastos correspondientes salieron del legado testamentario de don Ricardo Olano y los de embellecimiento exterior corrieron de cuenta de la firma Postobón, bajo la gerencia del doctor Carlos Ardila Lülle.

Después de esta remodelación el Museo abrió nuevamente sus puertas al público en el mes de agosto de 1972.

En el transcurso de los últimos años, por el desarrollo artístico y cultural de la ciudad, el Museo se ha visto obligado a atender las variadas solicitudes de un público que desea tener la oportunidad de admirar los Salones Oficiales y Semioficiales de Arte, así como las exposiciones individuales y colectivas de artistas nacionales y extranjeros. Por ello, el Museo ha tenido que bajar periódicamente sus colecciones en atención a estas justas solicitudes.

De la misma manera ha tenido que brindarle al público la oportunidad de estudiar y en consecuencia ha abierto talleres de Cerámica, Dibujo, Grabado, Pintura, Fotografía y las cátedras de Historia del Arte Universal y de Colombia.

Todas estas circunstancias, hicieron que la  Directora de la Institución, doña Teresita Peña de Arango, planteara a los cuerpos oficiales pertinentes la urgencia de una ayuda eficaz para ampliar el local tan adecuadamente que pudiera ofrecer al público sus colecciones en forma más permanente, modernizada y dinámica.

horizontal rule

Aquí termina la historia del Museo Francisco Antonio Zea y  comienza la historia del Museo de Antioquia.  ColArte presenta una parte de la magnifica colección de este Museo, basado en el libro Museo de Antioquia, Tomo I, editado por Editorial Colina, Con textos de Libe Zulategui y fotografia de Guillermo Melo, 1994.  Los interesados pueden hacer un enlace con la pagina WEB del Museo de Antioquia...