Karen Lamassonne

Nueva York

Pintores

Figura Humana, Figura

 
Karen Lamassonne

KAREN LAMASSONNE

http://www.karenlamassonne.com/ 

pintora

Karen Lamassonne
1954 - Nueva York, USA

Exposiciones individuales

1980 - Baños, Galería Belarca, Santafé de Bogotá.

1980 - Baños, Galería lriarte, Medellín.

1989 - Pinturas, Museo de Arte Moderno La Tertulia, Cali.

1991 - Pecados Mortales, Galería Arte Moderno, Cali.

1993 - Encuentros Rehechos, Galería Belarca, Santafé de Bogotá.

Exposiciones colectivas

1981 - IV Bienal Americana de Artes Gráficas, Museo de Arte Moderno La Tertulia, Cali.

1986 - XX Salón Nacional de Artistas, Museo Nacional, Santafé de Bogotá.

1990 - Colombian Figurative, Moss Gallery, San Francisco.

1991 - Dissmilar ldentity, Scott Allan, Gallery, New York.

1992 - 1981 Cajas Eróticas, Galería Alonso Arte, Santafé de Bogotá.

1992 - Fax Art, Cámara de Comercio, Medellín.

1992 - Reflexiones, Cámara de Comercio, Cali.

1993 - Nude Art, Galería lnterart Forum, Roma.

VI Salón Regional de Artistas, Corferias, Santafé de Bogotá.

1994 - XXXV Salón Nacional de Artistas, Corferias, Santafé de Bogotá. 

Tomado del libro: XXXV Salón Nacional de Artistas, Santafé de Bogotá, 1994.


Karen Lamassonne: Born in 1954 in New York, Lamassonne actually lives and Works in Atlanta, USA. She was raised in a multi- cultural and multi- lingual environment and has lived in Colombia, France, Germany and Italy. Karen studied with Charles Garoian Painting and Engraving at Foothill College, Los Altos Hills, CA from 1969 until 1971 and with David Manzur in Bogotá, Colombia in 1973. In her career as a painter she combines other artistic media such as film, video and photography. She also works in design, theatre and music. She showed her work in collective and solo exhibitions in the US, Colombia, France, Germany and Italy.

Texto suministrado por Instituto de Vision, 2017


 

Homenaje a Cali

La venida de Karen Lamassonne

A Karen Lamassonne, la conocí en un cine. Accurrucada en su silla, miraba en silencio el "Despair" de Fassbender, mientras el calor asfixiante de la sala, ayudó a una tácita proximidad. Meses después, volvi a encontrármela en sus "Baños". Ya se había ido a vivir a Cali, y su exposición de acuarelas sanitarias provocó un rechazo escatológico entre los ejecutivos de la Galería de Arte donde se colgaban sus cuadros, quienes mandaron a recoger todo su trabajo.

Desde aquel dia, me di cuenta que en Karen el escándalo existía, a pesar de ella misma. Lentamente, muy lentemente, nos hicimos amigos. Trabajamos en varias películas y contribuímos (en todo o en parte) a construir la utopía de Caliwood. Pero su producción plástica nunca se detuvo. Ha estado presente en los filmes en que ha trabajado ("Pura Sangre", "Valeria", "Frío en Colombia", "Ella", "el Chulo y el atarván", sumados a una decena más de nombres que se me escapan) en los Videos que ha realizado ("Secretos Delicados", "Ruido") en las ropas que le sirven de apoyo para cantar con "Band-Aids", su grupo de Rock & Roll ... Y todos los días, desde que la conozco, la actitud vital de Karen Lamassonne, no deja de sorprenderme.

Pos eso, cuando la distancia nos ha obligado a separarnos por unos meses y regreso esporádicamente a Cali a saludarla, me recibe con la inmensa sorpresa de su nueva colección pictórica, la cual me ha desordenado las vísceras. No solamente porque en aquellas figuras en blanco y negro que brillan en el delirio del paisaje caleño, están escondidas muchas imágenes que reconozco, sino porque el nivel al cual ha llegado su obra, nunca sospeché que lo tocara con tanta contundencia: el nivel poético.

Las pinturas de Karen Lamassonne están realizadas frenéticamente, casi con ira, pero a su vez con una explosiva sensualidad, con un desaforado lirismo y con miedo, con mucho miedo.

Sin embargo, parafraseando la máxima picassiana, Karen Lamassonne ya no busca sino que encuentra a cada paso.

Sus nuevas pinturas continúan ese silente diálogo con los espectadores, ya iniciado años atrás en sus "Baños", pero ahora las preguntas y las inquietudes que nos dejan son mucho mayores y menos descriptivas.

Cali se ha convertido, en sus pinturas, en una sangrienta y deliciosa masa de pesadilla, donde gigantescos amantes luchan por mantenerse aferrados a sus cuerpos, sin importarles las dimensiones de sus actos.

El nuevo filme de horror de Karen Lamassonne está ahora aquí, en este "story-board" de su paisaje interior, feliz y salvaje, como su propio silencio.

Si antes había realizado una serie de fotogramas en homenaje a distintos pintores colombianos (Salón Atenas, 1982), ahora su visión de "encuadre" es más precisa, más efusiva, más inquietante.

Sin lugar a dudas, esta nueva aparición de Karen Lamassonne, a partir del 18 de abril en el Museo La Tertulia de Cali y desde el mes de junio en la nueva sede de la Galería Belarca de Bogotá, marca un nuevo camino de felices encuentros con su trabajo.

Ojalá que el tiempo nos ofrezca múltiples resultados de este tipo.

Por ahora, creo que Karen Lamassonne ha entrado en la fría sapiencia de una nueva juventud.

Sandro Romero Rey, El Espectador
Bogotá, Colombia, 23 Abril de 1989


Ha vivido y trabajado en los Estados Unidos, Colombia, Francia, Alemania e Italia Su obra combina diferentes medios como el dibujo, el grabado, la pintura y la fotografía. Fue una de las pioneras en el campo del videoarte en Colombia, con su obra Secretos delicados (1982) presentada en la octava edición del Salón Atenas. Recientemente ha hecho parte de las exposiciones: “Radical Women: Latín American Art, 1960-1985”, Hammer Museum (Los Ángeles); “Actos en silencio”, Adorno Liberia (Bogotá); “Desnuda astucia del deseo”, Museo La Tertulia (Cali); “Frecuencia doméstica”, Instituto de Visión (Bogotá); y “Voces íntimas, relatos e imágenes de mujeres artistas”, Museo Nacional (Bogotá); entre otras,

Texto tomado del folleto Espacio Odel - Subasta  2019